Liberté, égalité et fraternité para algunos

Con infinita amoralidad Francia expresa deseo de estrechar relaciones con Cuba.

En 30 años, es el primer viaje de un jefe de la diplomacia francesa a esa isla esclava. En la oportunidad el ministro de Exteriores galo subrayó que su país apoya las negociaciones para reflotar las relaciones políticas y económicas entre Cuba y la Unión Europea, y por supuesto al hacerlo, deja claro el amoral apoyo a una tiranía con 55 años torturando al pueblo cubano.

Buscando mendrugos y mano esclava, algo que Laurent Fabius califica de “propósito de impulsar las relaciones políticas y económicas”, realizó una visita relámpago a Cuba este pasado sábado 12 de abril. Disimula sí, y dice -sin ninguna fuerza- que espera más avances en materia de derechos políticos en la  mazmorra castrista.

Durante esta primera visita, Fabius toma la banderita gastada de los avances en derechos sociales como la educación y la salud, cuando el mundo entero conoce la aberrante pobreza y la ideologización como sistema educativo, la cartilla de racionamiento, los salarios de hambre, así como el parapeto de la medicina cubana, como fuerza invasora e ideologizadora, además de mano esclava generadora de divisas para la tiranía. Más cínico, declara que le impresionan  “las reformas” del gobierno de Raúl Castro… Leyeron bien, dijo ¡reformas!

Tímido deja caer algo sobre derechos humanos, pero sin mucho énfasis para no molestar el cuero sensible de los tiranos y su nomenclatura. Laurent Fabius anuncia que Francia impulsará el diálogo; para ello lo primero es cuadrar con su homólogo Bruno Rodríguez Parrilla, así como con el tirano Raúl Castro. Otros esbirros de la tiranía también tuvieron oportunidad de platicarle algunas cosillas.  Asimismo el cardenal Jaime Ortega, cómodo representante de la Iglesia Católica en Cuba. Como era de esperarse en un personaje como éste, no perdió tiempo con la disidencia, a la que ignoró totalmente…

Durante la visita relámpago, Fabius subrayó que su gobierno busca impulsar el diálogo a nivel político con Cuba, así como los “intercambios económicos y comerciales”, porque definitivamente, hasta en la paupérrima Cuba comunista, los carroñeros encuentran donde clavar el diente. Así se constata cuando este ministro resaltó el deseo de su gobierno de aumentar la presencia empresarial de Francia en la isla, sobre todo en sectores como el turismo, la educación, la cultura, la energía o la industria agroalimentaria. Nada es más provechoso para un añorante colonialista que negociar con un tirano…

Fabius dijo que sostuvo “una larga conversación” con Castro, en la cual concluyeron que no hay “problemas irreconciliables” entre ambos países. Y es verdad, porque sólo la moral es irreconciliable con la maldad y la perversión.

“Desarrollar nuestro diálogo político no es pretender que estamos de acuerdo en todo”… Y para no quedar tan mal y engañar necios señala que Cuba y Francia deben hablar de todo, también de los derechos de las personas, “sin dar ni recibir lecciones”. O sea, sin molestar al tirano y sepultando en el olvido 55 años de grotesca tiranía.

No le importan los disidentes, los presos, los perseguidos, pero sí tiene tiempo para condenar el embargo económico. Así critica las sanciones económicas que Estados Unidos impone a la isla desde hace más de 50 años, apoyando su complicidad en una ruin aseveración: Cuba ha cambiado en los últimos tiempos.

Pareciera pues que la pragmática Europa se arrepiente de haber congelado sus relaciones y la cooperación con Cuba, luego de aquella espantosa persecución  de disidentes en la llamada “primavera negra” de 2003. Muchos, con la avaricia y la complicidad como consejeras retoman las relaciones y corren a encochinarse con los verdugos del pueblo cubano.

Francia, Holanda y desde hace tiempo España se cuadraron ya con el tirano heredero Raúl Castro. Liberté, égalité, fraternité son palabras huecas para unos hipócritas que quieren democracia para ellos y represión y atraso para Cuba y para toda Latinoamérica. Liberté, égalité, fraternité no están de moda, menos está de moda la democracia y la solidaridad con los pueblos esclavizados por la peste castrocomunista. Por estas y otras cosillas es que como venezolana sé perfectamente que debemos luchar bravíamente con esta neotiranía dependiente de La Habana que ya tiene 15 años y aclara sin empacho que llegó para quedarse. Que los demócratas venezolanos no podemos contar con nadie de ese mundo egoísta, pragmático, amoral… Que la lucha de nuestros valerosos jóvenes tenemos que apoyarla y acompañarla sin descartar que haya diálogos que pueden parecerse a los siniestros cantos de sirena… Escila y Caribdis bien pudieron venirse a estas comarcas y estar en ese mar de llanto que algunos farsantes llaman el Mar de la Felicidad.

El bravo pueblo enfrentado a la Cubazuela corrompida

Un gris y anodino funcionario, de los tantos que rodearon a Chávez en sus 14 años en el poder, es hoy el carnicero sanguinario que desde la demencia que le causa su desesperación por permanecer donde sus amos los tiranos cubanos le colocaron, y está matando a jóvenes que con coraje le adversan. Ya no es Caracas solamente la ejemplarizante, es la tierra andina con sus recios montañeses indomables frente a la tiranía del otrora chofer de autobús convertido en autócrata por la dudosa lucidez de un moribundo que recibía en su bruma medicamentosa también órdenes de esas hienas que desde hace 55 años esclavizan y hambrean a Cuba y corrompen con su odio a toda América.

Tampoco es la bien llamada “Tierra de sol amada”, ese lar zuliano que ha parido por igual próceres libertarios y poetas. No es la tierra larense con sus crepúsculos que enamoran y su música que fascina… No es el centro bravío donde nació Venezuela… Tampoco las provincias orientales llenas de corajudos hombres en pareja con las mujeres tradicionalmente heroicas. Es Venezuela toda, Patria mancillada que despierta con la ira que sacude verla convertida en lupanar donde delinquen por igual gobierno y hampa porque en resumen de cuentas, son lo mismo. Es la ira de sabernos invadidos de chulos de una izquierda que agrupa asesinos, ladrones, resentidos, cínicos y los ha convertido en las figuras de un sub continente que perdió su latinidad para emerger como América Letrina, ladina y vergonzante con sus delincuentes trastocados en Jefes de Estado y sus pobres pueblos engañados pero felices siendo explotados por los favoritos del diablo.

Continuar leyendo

Judíos de Venezuela, la nueva diáspora

Soy periodista. Desde hace décadas me he dedicado a la fuente política y durante el mismo lapso he seguido las perversiones de una izquierda mal llamada progresista que consuetudinariamente se ha aliado a lo peor de la humanidad. Que ha revestido de idealismos las más nefastas tiranías y ha convertido en paladines a sociópatas y transgresores.

De esa izquierda salió o fue captado por ella, un hombre sin escrúpulos, obsesionado con el poder y capaz de hacer cualquier cosa porque en su mente no hubo jamás freno moral. Ese hombre se llamó Hugo Chávez.

Se puede con absoluta precisión decir que la historia y el hacer venezolano se dividen en el antes y el después de este militar golpista. Este clásico caudillo de montonera latinoamericana que luego de intentar derrocar el gobierno constitucional de Carlos Andrés Pérez el 4 de febrero de 1992, por esas incongruencias y amoralidades fue rodeado por seudo-demócratas que le alfombraron de dinero, medios de comunicación y ambiciones el camino a la presidencia de Venezuela por vías que ofrecía la democracia que después se encargó de destruir.

Continuar leyendo

Maduro el guerrero

Este pasado lunes 30 de septiembre, en horas de la tarde Nicolás Maduro, presente en la conmemoración del Bicentenario de la Batalla de Bárbula (estado Falcón), informó que decidió expulsar de Venezuela a tres funcionarios de la embajada de Estados Unidos.

Bastante descompuesto gritaba: “¡Yankees go home! ¡Fuera de Venezuela! ¡Fuera de aquí! No me importan las acciones que tome el gobierno de Barack Obama”…

Y es que definitivamente Nicolás Maduro apela al manoseado recurso de echarle las culpas de sus fracasos y desaciertos a otro. De anunciar supuestas invasiones, desestabilizaciones, atentados… Por eso sus gritos e histerias lo presentaron fuera de sí. “No les tenemos miedo señores imperialistas, los enfrentaremos en todos los planos”. Esto, buscando como hacía también su antecesor (Hugo Chávez) -del que el pobre Maduro está a años luz de su histrionismo- conectar una querella con el gobierno norteamericano y directamente con el presidente Obama.

Treta conocida ésta, por lo que para nada sorprende que Nicolás Maduro diga asumir “toda la responsabilidad por las acciones que tomó y que tomará en lo sucesivo”.

Ya son semanas las que lleva el “Guerrero” Maduro con la cantaleta de un “plan desestabilizador”, de investigaciones, de detenciones… No encuentra cómo lograr desviar la atención de su estrepitoso fracaso, de la escasez pavorosa que vivimos los venezolanos. Tampoco encuentra de qué manera tapar el escándalo de las treinta y tantas maletas que contenían entre todas más de una tonelada de cocaína interceptada en Francia y cargada en el aeropuerto Simón Bolívar de Maiquetía bajo la mirada complaciente de la Guardia Nacional Bolivariana. A Maduro desesperado lo acosan las barbaridades que suceden en la Venezuela roja, en Cubazuela. La mortandad en las calles, las sangrientas carnicerías en los penales. Por todo eso los invasores castrocomunistas le escriben una historia sobre  ese “plan desestabilizador” que incluye a funcionarios estadounidenses y sectores de la oposición venezolana.

Maduro no se convence ni a sí mismo cuando repite y repite “Hemos detectado y le hemos hecho seguimiento durante varios meses a un grupo de funcionarios de la Embajada de Estados Unidos en Venezuela, que se dedican a reunirse con la extrema derecha, a financiarlos y a alentarlos a acciones para sabotear el sistema eléctrico y la economía venezolana. Tengo pruebas aquí en mis manos”. Esto dicho moviendo iracundo sus manos vacías.

Anuncia que expulsó a Kelly Keiderlang, encargada de Negocios de la embajada norteamericana, y junto a ella, a Elizabeth Hussmann y David Mout. Chilla: ¡tienen 48 horas para salir del país; el canciller Elías Jaua será el encargado de supervisar y ejecutar la medida! Y complementa su perorata informando que la actitud de los diplomáticos es “hostil, ilegal e intervencionista y viola las leyes internacionales”.

Por cierto nada extraña si lo que desató la ira de Maduro es que la señora Kelly Keirderling declaró recientemente que la democracia norteamericana es fuerte por tener prensa libre. Y eso es como nombrar soga en casa de ahorcado, justo cuando los venezolanos seguimos padeciendo el cierre de medios de comunicación, periodistas presos o desterrados, las amenazas más absurdas contra los opositores y la acusación justo hace dos días de que somos los periodistas los que ocasionamos la escasez.

Nicolás Maduro, el hombre puesto por los tiranos Castro para hacer aún más cerrado el control de Venezuela, asegura: “Yo asumo la responsabilidad, como Jefe de Estado, no lo voy a aceptar. A nombre de la dignidad de este pueblo que está de pie, yo pido el apoyo completo para este combate contra el intervencionismo y para preservar la paz de la República”.

Lo dice quien compra pollos a Dominica, huevos a Nicaragua, granos a Bolivia, carne a Argentina, Brasil y Uruguay. Papel toillette a quien se compadezca de tan comprometedora carestía  y por supuesto a Colombia lo que gusten vendernos porque aquí, en resumen de cuentas, no hay un carrizo.

Lo dice el títere de Raúl Castro, en subalterno de Ramiro Valdés. Lo dice el ilegitimo, Lo dice Maduro “El guerrero”, ese que ni siquiera puede mostrarnos su partida de nacimiento y acabar con esas acusaciones que lo señalan como nacido en Cúcuta, Colombia.

 

¿Tiene algún comentario o pregunta para Eleonora Bruzual? Envíe un correo electrónico a ebruzual@gmail.com

¿A Obama o a Eufemia?

Cuando recibas esta carta sin razón, Eufemia,

Ya sabrás que entre nosotros todo terminó.

Si no la veses recebida por traición, Eufemia,

Te devuelvo tu palabra, Te la vuelvo sin usarla,

Y que conste en esta carta que acabamos de un jalón.

(Estrofa de la Carta a Eufemia, escrita por Martín Corona)

 

Mi pregunta viene después de leer la carta de Nicolás Maduro que han hecho pública luego de habérsela enviado a Barack Obama.

Y es que en un ejercicio de paciencia me calé los 8.200 caracteres que suman las sandeces, cursilerías y burradas que el “Multiplicador de penes” y algunos de sus compinches le zamparon al presidente norteamericano, en el castellano más altisonante que pudieron usar.

Me imagino al funcionario de la Casa Blanca a quien le asignaron la “misión” de traducir aquel mazacote de adjetivos, citas y disparates. Lo imagino perplejo, impactado, enredado, porque con seguridad nunca había recibido un texto así… Lo imagino también llegando a dudar de su impecable capacidad de traductor, porque con Maduro y su combo la lingüística, la fonología, la fonética, la semántica, la sintaxis, la morfología, la pragmática y la lexicografía fueron mandadas  al diablo por burguesas e imperialistas.

Vean no más esta perlita con la que arranca: “En nombre del pueblo del Libertador Simón Bolívar y del comandante Hugo Chávez, me dirijo a usted en defensa de la causa de la paz y como enemigo acérrimo de la guerra. Esta carta quiere llamarlo a la reflexión con respecto a la injusta, nefasta y aterradora posibilidad de una intervención militar estadounidense contra el pueblo de Siria”.

Me parece escuchar a Obama exclamar: “What?”

En la misma tónica se presenta cada párrafo, pero más allá del “estilacho” quiero pasearme por algunas “lindezas” que le dice. Una de ellas es esa donde lo pone de fan de Malcolm Little Norton. Dando por sentado que Obama es un “encapuchao” le dice que “Recuerde los luminosos ejemplos de dignidad de Malcom X”. Ejemplos tan “luminosos” como sus tratos con el hampa en Boston y Nueva York, lo que le costó ser condenado a varios años de prisión no precisamente por político ni ideólogo, sino por choro.

Con toda sinceridad, yo imagino a Cilia Flores, la “primera combatiente”, y a Elías Jaua, ese que por estos lares llaman “Burro con sueño” o en la legua de Obama “Donkey with dream”, redactando la carta… Uno le dice al otro ¡machete! lo “del inmenso John Lennon” y Maduro emocionado, ordenando desde su majestad presidencial: ¡Empújale esta otra vainita!

Así en esos interminables leroleros ñangaras se pasean por Malcom X y Martin Luther King, saltan de allí a Susan Sontag y por supuesto a la mazamorra ideológica del “Gigante” colorado…

Los escribidores de tan importante misiva, olvidando que Venezuela es uno de los países más peligrosos del mundo y donde las muertes violentas pan de cada día, le dicen a Obama, refiriéndose a la supuesta intervención en Siria: “¿Ése es el mundo que usted quiere? ¿Un mundo donde impere la paz de los cementerios?”. Lo dicen sin percatarse de que cualquiera puede recordarles que sólo en Caracas, durante el mes de agosto ingresaron a la morgue casi 500 cadáveres de víctimas de la violencia, y que aquí ni en los cementerios hay paz porque hasta los huesos se roban para usarlos en ritos importados de Cuba…

Gamelote del que comen los burros ese con el que borrajearon fastidiosas cuartillas. Cinismo el de estos farsantes al citar a Howard Zinn, un referente antibélico de esa izquierda que loa la anarquía, el marxismo y el comunismo hambreador, ellos que torturan a los presos políticos, que acosan hasta obligar al destierro a sus adversarios. Que persiguen, que amenazan, que siembran terror, que hacen del miedo política… Citan a Zinn cuando dijo: “¿No deberíamos pedirles a todos que olvidaran por un momento sus inflamados discursos e imaginaran lo que significará la guerra para unos seres humanos cuyos rostros no llegaremos a conocer, cuyos nombres no aparecerán sino en algún monumento futuro de la guerra?”. Lo citan estos facinerosos que garantizan seguridad al delincuente, y que nada dicen del 90% de impunidad en los crímenes que son parte de nuestra cotidianidad.

Desfalcadores de un país que han arruinado al mismo ritmo que ellos se han hecho inmensamente ricos. Mentirosos e hipócritas que no les sonroja –citando a Zinn- asegurar, en una Venezuela donde cada día hay más hambrientos y más desesperados: “…el bienestar de un pueblo nos enaltece mientras que su dolor nos rebaja a la inhumanidad más vil”

Cientos de miles de venezolanos han caído en esta guerra del hampa empoderada contra el ciudadano bueno e indefenso pero Maduro “aspira y espera” que Obama pare “el redoble fúnebre de los tambores de la guerra sobre Siria”. “Aspira y espera” además con esta sarta de estupideces, que lo crea un humanista, un pacifista y quizá hasta un Poeta.

Y en la “Onda” de Maduro, yo estoy segura que Obama “Aspira y espera” que  si hay una próxima carta, los inspirados prosistas tengan en cuenta que A writer have to think in her audience (Un escritor tiene que pensar en su audiencia).

 

(¿Tiene algún comentario o pregunta para Eleonora Bruzual? Envíe un correo electrónico a ebruzual@gmail.com)

Maduro profundiza la asquerosa Robolución

Desde hace más de 14 años los venezolanos padecemos el desmantelamiento del país, su saqueo, su reparto entre los pillos que integran los Carteles de La Habana, Buenos Aíres, Minsk, Moscú, Teherán, Běijīng, Río de Janeiro y con los rateros del CARICOM, ALBA y otras bandas menores…

Una inversión millonaria planificada por los Castro puso énfasis en construirle al golpista vivaracho una imagen de benefactor de los pobres, de paladín de la América, de Terminator del cruel Imperio, y con esa imagen pudo convertirnos Venezuela en un lupanar de mala muerte. Una tierra donde la gran cosecha es la de muertos sembrados por el hampa, brazo armado y ejecutor de lo que en la Cuba castrista se logró con los Paredones, las Brigadas de Acción Rápida y todos los detallitos que inventó y cuida el siniestro G2.

“¡Con hambre y sin empleo yo con Chávez me resteo!”, fue una consigna vernácula quizá inspirada en aquella añosa cancioncita donde una de sus estrofas vitoreaba a los paupérrimos, a los que son presa fácil para insertarles el odio y el resentimiento y al son de ¡Arriba parias de la tierra, en pie famélica nación! Les convirtieron en siervos de una nomenklatura perversa, ladronisima, hipócrita, que por más de 70 años les inyectó el miedo, los antivalores, y los convirtió en borregos incapaces de liberarse. De esos esbirros y de esos “Siervos nuevos” emergen los corrompidos rusos de hoy, los buchones ricachos chinos, mafias pavorosas que grafican la mentira y amoralidad de ese comunismo generador de 100 millones de muertos y sopotocientos millones de desesperados.

14 años que no podemos borrar –como pretenden algunos torpes o cómplices- porque el primer choro es Chávez, el primer traidor es Chávez, el primer mentiroso es Chávez. Maduro y el resto de la familia coloradita son simples engendros del maridaje de los tiranos Castro con el que impuso la coba que aseguraba que era el Bolívar redimido y por tanto Venezuela le pertenecía y podía repartírsela como se hace con todo botín en las entregas de cuenta de los pillos.

En esos 14 años a Venezuela le ha entrado el mayor caudal de dinero que reporta su historia republicana, y también, en el mismo tiempo, se ha organizado la más corrupta, ávida y traidora patota que desde el Poder se ha encargado de cartelizarse y con las manoseadas consignas comunistas y dólares al granel han destruido no sólo la economía venezolana, también el tejido social, los valores morales, la justicia, el Estado todo, convirtiéndonos en provincia de una paupérrima isla donde dos trúhanes y sus cómplices tienen más de 54 años moliendo cubanos en el trapiche de la Robolución.

Pero esto es largo de contar y demasiadas cuartillas son un fardo incómodo para ustedes mis lectores, por tanto de esos 14 años salto a los 4 meses del “Camarada” Maduro, “Monumentote” a la ignorancia, al entreguismo, a la indignidad y sobre todo a la amoralidad. Maduro condenando a morir de hambre y mengua a millones de venezolanos que tienen casi tres lustros esperando algo más que una tomada en cuenta a la hora de las manipulaciones y las burlas… Algo tangible, que dignifique y no que damnifique. Maduro, manumiso de los carcamales Castro, limpiándose con la Constitución, con la voluntad popular. Maduro nuevo testaferro de Fidel y Raúl en esta mina a la que llegaron sin disparar un tiro…

Y hace dos noches, Jaua, otro tercio que en Robolución es canciller, agitador, encapuchao, contrincante eterno de Henrique Capriles en el estado Miranda y por supuesto miembro activo de la banda, uno al que bien podemos calificar de  megachoro –porque tomar el dinero del pueblo venezolano para regalar y comprase adeptos es ROBO- anunció al reunirse con un palestino en funciones de canciller, que “estamos dando cumplimiento a las palabras del presidente Hugo Chávez al jefe del Estado Palestino”.

Elías Jaua, otro canalla más que cacarea una fulana “solidaridad con los pueblos que luchan por la independencia” mientras que ellos patearon la nuestra, patearon nuestra soberanía, nuestra dignidad… Elías Jaua y por supuesto Maduro diciendo que “como nos lo enseñó el Libertador Simón Bolívar y nuestro comandante Chávez” le van a construir un hospital a los habitantes de Ramallah (Palestina) para lo que ya “aprobó” los recursos…

Maduro, Jaua, Diosdado, tres de muchos que siguen lo que ya el “Gigante” comenzó: comprarse adeptos en el mundo, cerrar alianzas con lo peor del planeta, financiar terroristas, mantener chulos, y por supuesto en el reparto, quedarse jugosas tajadas…

Millones de venezolanos padecen el espanto de la medicina pública. Los médicos venezolanos y los centros de salud privada están acosados por la barbarie castrochavista, pero con el dinero de este pueblo manso Nicolás Maduro aprueba los recursos para la construcción de un centro oftalmológico en la ciudad de Ramallah. Y ¿por qué tan lejos…? ¿Será que no le interesa que este engañado pueblo sane su ceguera? ¿Será que está seguro que ojos que no ven, corazón y cuero que no sienten?

Y tanto que no ven, que no les enervan esos 200.982.682 BsF que le regalamos a Cuba por medicamentos vencidos, ni dicen nada por qué tanto Chávez y ahora Maduro financien hospitales en otros países, mientras que aquí hay casi 600 obras inconclusas en los hospitales.

Rafael Ramírez, el capo de la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA), compra gasolina en el exterior para suplir la necesidad interna y por supuesto los regalos de combustible pautados con otros países que nos chulean parejo. Frente a esto Maduro -según Jaua-  trabaja para lograr un contrato de “abastecimiento de diesel al pueblo palestino”, además de “brindar al personal de ese país la asesoría técnica y capacitación necesaria para el manejo de combustible”, que posiblemente servirá para explosiones terroristas…

¡Uh Ah! Harta tanta asquerosidad

 

¿Tiene algún comentario o pregunta para Eleonora Bruzual? Envíe un correo electrónico a ebruzual@gmail.com

Al estulto hasta Evo lo olvida

Hace muchísimos años, las célebres Galeries Lafayette de París lanzaron una campaña donde se decía que en la famosa tienda cada noche había un estreno. Pues el señor Nicolás Maduro, ungido por los tiranos Castro como presidente de Venezuela les está haciendo la competencia y día a día no es uno sino muchos “Estrenos”.

Lo primero ha sido estrenarse como un tío más hablador que el difunto Chávez, cosa que es mucho decir; el segundo, buscar superar también al finado en eso de la viajadera… Nicolás tiene poco más de 100 días en el poder y habría que llamarle “Pata caliente” porque aquí, aquí en el país no para. A ese avión le da chola y un día está en Rusia y a las horas en Bielorrusia… Argentina es un saltico y Cuba su verdadero hogar. Hace poco el que muchos imaginan un modesto ex chofer de autobús cuidadoso del gasto, se consumió un millón de dólares en un viajecito de 3 días a Uruguay, Argentina y Brasil. Mejor ni pensar cuánto se gastó en las celebraciones de los 60 años de la fulana toma del Cuartel Moncada en Cuba, un recinto donde comenzaron las grandes mentiras de los Castro, ya que el lugar no era un cuartel sino un hospital militar, pero allí arrancó la leyenda del valor de Fidel Castro un astuto truhan. Y ¡Ojo! Maduro está haciendo maletas porque va para China. ¡Ave María Purísima!

Les cuento que para Cuba se fueron todos… Doña Cilia, buena parte de la cúpula roja rojita y unos cuantos chulos extranjeros que por supuesto no se gastaron ni una puya (centavo), porque quién va a creer que Pepe Mujica y Evo pusieron un solo cobre para irse al guateque.

Y es que además de parlanchín Maduro nos salió gastador… El diputado opositor Carlos Berrizbeitia se ha dedicado a investigar y precisar lo que nos cuestan estos paseíllos… El tío no viaja solo, ¡noooo!, con él se lleva una amplia comitiva que Berrizbeitia calcula en aproximadamente 100 personas entre familiares, periodistas, ministros, asesores y personal de seguridad. “Gastan, entre viáticos y alojamientos, unos 534 mil dólares” por viajecito y a esto hay que sumarle que el avión presidencial, por cada hora de vuelo consume 30 mil dólares, un promedio de 480 mil dólares en la ruta Uruguay, Argentina y Brasil. ¡Saquen cuentas pues!

En los primeros 100 días de gobierno Nicolás Maduro se ha gastado viajando más de 15 millones de dólares, un monto tres veces mayor al dinero que se empleó –de acuerdo con el presupuesto del Ministerio de Salud en 2013– para la “dotación de medicamentos, material médico quirúrgico y equipamiento médico y no médico para 70% de los ambulatorios centralizados y 30% de la red de ambulatorios descentralizados del primer nivel de atención en salud”. Pero eso está muy bien, porque hay que entender que para Maduro el impacto de ser presidente lo tiene turulato.

Habla, viaja, gasta, amenaza, delira… Maduro nos ha probado que siempre puede haber algo o alguien peor… No es que su “Padre” el “Gran Gigante” el “Segundo Bolívar” el “Comandante eterno” fuera un tipo comedido en eso de gastar lo que al principio no era de él… Chávez igual que llegó matando aquel 4 de febrero del año 1992, cuando piso Miraflores el año 98, llegó gastando y llegó “Quechando” (como los cátcher del baseball) el tesoro nacional… Allí comenzó el vertiginoso enriquecimiento de su gente, de sus acólitos nacionales y extranjeros y de esa cuerda de chulos que nos cayeron en “cambote” y que tienen 14 años arrasándonos Venezuela. Maduro sigue su huella.

Y parece que lo afecta psicológicamente, eso que coloquialmente llamamos ponerlo turulato, tanto que si el difunto era propenso cíclicamente a hablar de atentados y magnicidios, Maduro lo hace a diario… Con un país tomado por el hampa, donde sólo en Caracas este mes de julio que aún no termina van 400 muertos por acciones violentas, lo único que ocupa sus horas, además de viajar y pedir más plata prestada, es anunciar feroces persecuciones y desmontaje  de los planes de “los enemigos de la patria”, que tan malucos quieren rasparlo. Brama Maduro desde su estultez: “No advierto a los adversarios, advierto a los enemigos de la patria. Tenemos pruebas de cómo se han preparado los atentados”. Y hablando hasta por los codos dice que “Pronto hablará”…

Rematando: “Si ellos llegaran a hacerme algo a mí, la ira de los Dioses y de los pueblos, sería incontenible, quedarían inhabilitados por diez siglos para hacer política y la revolución se radicalizaría aún más”… Y esto aunque parezca cómico no me lo invento, por eso lo copio textual y lo encomillo.

Pero frente a este anuncio de irás divinas y siglos de inhabilitación para sus adversarios, viene el chuleta Evo y le echa tremenda lavativa. No se le ocurre otra cosa al boliviano que comportarse como aquel cantautor de boleros llamado Roberto Ledesma, que puso de moda el famoso “Se me olvidó tu nombre”.

El sábado pasado el “Compañero Evo” sin el menor rubor confesó que él se olvida que Maduro existe. Reconoció que a veces pregunta por Hugo Chávez en vez de preguntar por Nicolás Maduro y explicó en su discurso que “le cuesta cambiar de presidente”. Ante sus seguidores, dijo que esos lapsus seguramente les pasan a todos cuando se pierde a “un papá”, “una mamá”, otro familiar cercano o en este caso, al que pagaba sus cuentas…

Pero lo real es que eso no le debe haber caído bien a Maduro, fiel espécimen para personalizar al estulto que definió Erasmo de Rotterdam en su Elogio de la locura, porque queridos lectores, como tal ya Nicolás se cree el gran estadista planetario, “El Líder”, el papachongo galáctico. Yo creo que quizá se debate entre dos posibilidades, la primera cerrarle el chorro de plata a Don Evo, o la segunda, darle más para que ni se le ocurra cantarle el bolero que dice:

Qué raro, ayer te vi pasar y al quererte llamar
la verdad, es para que te asombres
a pesar de lo mucho que te amé
me puedes tú creer: se me olvidó tu nombre.

 

(¿Tiene algún comentario o pregunta para Eleonora Bruzual? Envíe un correo electrónico a ebruzual@gmail.com)

El marido de Cilia

Nicolás Maduro ciertamente resulta patético, después de moquear nuevamente porque el presidente Sebastián Piñera se reunió con Henrique Capriles y armar un berrinche similar al escenificado cuando Juan Manuel Santos hizo lo mismo, algún cubano de esos que mueve sus hilos lo puso a decir que “en el exterior se burlan de Capriles por estúpido” y el muy mandadito lo repitió…

Este ilegítimo, escogido como sucesor de Chávez por los tiranos Castro justo por su infinita estupidez, se desboca y vomita sandeces. Maduro se arranca a disertar sobre la estupidez… ¡Será audaz!

Y lo escucho y llego a pensar que de ser cierto que en este mundo nuestro existen límites para ella, el marido de Cilia es de otro planeta por lo supremamente estúpido que es.

Por supuesto que ciertos personajes alimentan la necia arrogancia del “Madurito”… Hace poco lo hizo Peña Nieto, que solícito admitió el chantaje y no aceptó reunirse con Capriles Radonski. Ahora la Sra. Bachelet, a la que no le pareció suficientemente importante el líder de millones de venezolanos. Henrique Capriles, líder de más de la mitad de los venezolanos que se expresan a través del voto y que sin duda no olvidaremos eso que ella ha hecho.

La Sra. Bachelet que parece imposibilitada de recordar la hospitalidad que la Venezuela democrática brindó a los chilenos perseguidos por el régimen de Pinochet, dado que su familia y ella prefirieron a la tenebrosa Alemania comunista.

Así, Maduro, no conforme con la complicidad de la Sra Bachelet, arremete contra la visita del líder opositor Henrique Capriles a Chile, y estoy segura de que alguno de los tantos cubanos invasores que lo monitorean fue el que lo puso a decir que éste va por el mundo “y le dan un portazo, se burlan de él por lo estúpido que es. En el mundo la gente tiene límite para la estupidez”.

Maduro se atraganta. Maduro desea que continúe la pasiva resignación. Maduro no encuentra cómo impedir que las voces opositoras sigan denunciando el fraude perpetuado el 14 de abril pasado por una neotiranía impuesta y asesorada por la satrapía cubana. A Maduro lo descompone que los opositores persistentes también continúen presentándose como candidatos contra el tracalero oficialismo, como harán en las próximas elecciones municipales.

El mononeurónico Sr. Maduro repite una cartilla con la que pretenden disuadir a la oposición de presentarse en las elecciones municipales fijadas para el 8 de diciembre de este mismo año. La cartilla le señala que diga: “¿Fraude? Imposible, Venezuela tiene el sistema electoral más avanzado, moderno a nivel tecnológico, transparente y seguro del planeta tierra”.

Y sólo un memo arma un berrinche porque el presidente Piñera recibe a Capriles… Maduro lo arma y a la vez asegura que la oposición venezolana ha quedado “aislada” por seguir hablando de lo que él califica de “presunto fraude” en los comicios de abril.

El marido de Cilia se enfurece… Chilla: “¿Qué creen ustedes si unas personas salen a decir me robaron las elecciones, voy a inscribir candidato para la próxima elección que venga?” (Copio textual la sintaxis de Maduro). Dice que le quiere ver la cara a “estos bandiduchos que han dicho ¡fraude, fraude, fraude! y ahora irán al Consejo Nacional Electoral (CNE) en agosto a inscribir candidatos”. Pregunta Maduro, el jefe de los descarados: ¿Con qué cara van a inscribir candidaturas? Y desgañitado asegura que llama al pueblo a rechazarlos por “mentirosos y ladrones”… Y este nuevo arrebato del marido de Cilia deja clarito que preferirían que la oposición no presente candidatos para las elecciones municipales y así ahorrarse otro fraude…

La ida de Capriles a Chile le causó la misma reacción virulenta que el encuentro con Santos en mayo pasado.  Maduro tilda de estúpido al líder de más de la mitad de Venezuela, mientras el obsesionado Elías Jaua, ese que no le perdona que no le permitiera ser el gobernador del estado Miranda, lo llama conspirador… Jaua, un zángano más y que Maduro ha proclamado “El protector de Miranda” está obsesionado. Creo que es menester que los cubanos invasores los pongan de acuerdo sobre cuál será el calificativo a usar contra Henrique Capriles, porque es una “estupidez” la descoordinación.

Capriles en Chile retoma las denuncias… Recuerda que la Unasur incumplió su palabra de apoyar un recuento de los votos de las elecciones de abril, y que sin bases ciertas reconoció la proclamación de Maduro. Capriles vuelve a denunciar al Consejo Nacional Electoral como un árbitro parcializado que se ha negado a realizar una auditoría del 100 por ciento de los votos.

El berrinche de Maduro apenas comienza. No acaba con la reunión de Piñera y Capriles en la casa del senador chileno Jovino Novoa porque Henrique tiene en agenda una visita a Perú.

¿Saben?, una vez Albert Einstein aseguró que sólo dos cosas son infinitas, el universo y la estupidez humana, aclarando que no estaba seguro de lo primero… Pero realmente eso no pone a pensar al marido de Cilia ya que simplemente él no sabe quién es Einstein.

 

(¿Tiene algún comentario o pregunta para Eleonora Bruzual? Envíe un correo electrónico a ebruzual@gmail.com)

Snowden y la “ruta de la empanada”

El chiripero del Alba anda alborotado, piensan que con Edward Snowden aumentan los réditos que un antiamericanismo cursi y trasnochado les aporta. Correa llevaba una semana desojando la margarita ¡Lo traigo o no lo traigo! pero después que el “CamaradaPutin dijo claramente que el gringuito debería dejar de “perjudicar a los socios estadounidenses” reculó pa’ atrás como dicen por allí…

Ni que decir del “PanaGarzón, que ya tenía lista la defensa. Total, que a todas éstas, Snowden está igualito que una pelota de ping pong, todo el mundo lo lanza y todo el mundo lo devuelve… 21 países le han “pintado” eso que algunos llaman la señal del mudo, pero como los insignes títeres del comandante Raúl, quieren llevarse esa joya, Don Evo salió de bocón a decir que él también le daría asilo, y lo que ganó es que a su regreso de la “Madrecita Rusia” la Pachamama eslava, Portugal negara una escala técnica del avión oficial y Francia rechazara el sobrevuelo de su territorio.

Continuar leyendo

La Brigada Sharmuta

Nicolás Maduro y su “Primera Combatiente”, esa que recibió Francisco santificándole el concubinato, montaron este lunes 24 de junio su desfile. El primero de su satrapía… El motivo: seguir pateando nuestra historia y envileciendo aún más lo que queda de país.

El templete como realmente resultó el asunto fue para defecarse -práctica repetida- en los 192 años de la Batalla de Carabobo, gesta donde se cerró la Independencia venezolana, hasta que poco más de 178 años llegó al poder un milico golpista, enfermo de ambición, y nos convirtió en provincia de la Cuba castrista y zona de tolerancia para cuanto chulo, terrorista y mercachifle quiera plata siempre a cambio de apoyos y loas a la Robolución.

Continuar leyendo