¿Estamos cumpliendo con nuestra parte del trato?

Chau 2012, ¡final a toda orquesta!: se recibió mi hija Yamile de abogada. Hola 2013, ¡comenzamos con todo!: se recibe mi hija María de arquitecta y el menor, Anwar, inicia su último año en la secundaria.

La abogada quiere hacer derecho financiero y mercado de capitales; y la arquitecta, diseño industrial. ¡Sonamos!, me dije, ninguna quiere dedicarse a la política ni entrar en la administración pública.¡Quieren laburar! ´

Inmediatamente mi orgullo se transformó en culpa y preocupación. Ellas, como miles de jóvenes argentinos cumplieron con éxito su responsabilidad; con pasión y voluntad le dedicaron días y noches durante años al conocimiento y la capacitación, para salir ahora a cumplir sus sueños y servir a su país. ¿Y nosotros, la dirigencia? ¿Estamos cumpliendo con nuestra parte del trato?

Si el 64 % de los desempleados son jóvenes de 18 a25 años, creo que estamos en problemas. Comencemos con cambiar la agenda de las preocupaciones dirigenciales: cortémosla con la Ley de Medios y la pelea con Clarín (me tiene recontrarrepodrido; se nota, ¿no?).

En los  años que llevo en el parlamento argentino he visto pasar leyes populares e impopulares, justas e injustas; pero ninguna tan inútil como la Ley de Medios. Sería muy positivo que las caras mediáticas del gobierno dejen de ser Sabbatella y Alak (con todo respeto), y le demos un poco de cámara a los ministros de Ciencia y Tecnología y de Educación (por lo menos en 678 -risas-).

Pongámosle pilas a la lucha contra la inflación: el 30% es demasiado para un salario promedio de 3 ó 4 mil pesos y, cuando un trabajador gana un poco más, el Estado se queda encima con el 33%. Y ni qué hablar de la suba de costos en nuestras economías regionales y su consecuente pérdida de competitividad…

Cortémosla con las expropiaciones, intervenciones, controles y regulaciones (si sigo, parece una payada) y armemos un equipo de diez tipos inteligentes y con oficio que se dediquen a recorrer los 40 países que nos denunciaron ante la Organización Mundial del Comercio, y eliminemos los obstáculos en el mercado de divisas y el comercio exterior.

Necesitamos abrirnos de nuevo al mundo y traer al mundo ala Argentina.

Convoquemos a nuestros gobernadores a discutir un nuevo Pacto Federal, que arranque con dos temas: cooparticipación federal y el mandato del art. 75 inc. 19 de la Constitución Nacional sobre “políticas diferenciadas que equilibren el desarrollo relativo de provincias y regiones”; y luego continuemos con educación, salud, seguridad y justicia.

Comencemos a construir una patria más justa y generemos condiciones de inversión y desarrollo en las regiones extrapampeanas y más allá de los grandes centros urbanos, porque, de lo contrario, en algunos años tendremos un tercio del país productivo y el resto inundado de planes sociales.

¡Bueh!, ahora la corto yo. Soy riojano y peronista, y como tal, genéticamente optimista. ¡Le metamos para adelante! ¡FELIZ 2013 PARA TODOS! 

Democraticemos la Justicia: juicios por jurados

Cristina, ¡te tomo la palabra! ¡Democraticemos la Justicia! Convoquemos al Congreso para tratar en sesiones extraordinarias el proyecto de ley de juicio por jurados que estamos debatiendo con mucho esfuerzo en Diputadosy permanentemente debemos enfrentar los obstáculos del propio bloque oficialista, porque según mis compañeros, “carecen de instrucciones de la Presidenta…”. Qué mejor camino para democratizar la Justicia Penal queque sean los propios ciudadanos constituidos en jurado popular quienes administren justicia y sancionen las conductas disvaliosas de sus pares.

Tomemos el ejemplo del gobernador Scioli y la legislatura bonaerense, quienes este jueves van a sancionar el juicio por jurado, un proyecto similar al que estamos tratando en Diputados y que lograron consensuar entre todas las fuerzas políticas. Buenos Aires se va a convertir en la primera provincia en implementar un jurado íntegramente popular (Córdoba lo tiene pero es mixto, llamado escabinado, constituido por jurados letrados y algunos de extracción popular).

Presidenta, no permitas que frente al bochornoso fallo en la causa Marita Verón ocurra cuando sucedió el caso Blumberg, que para calmar a la opinión pública el Gobierno nacional tomó un proyecto de mi autoría de 1998 (tal cual lo reconoce en el propio mensaje del Poder Ejecutivo) y lo envió al Senado, donde fue archivado por falta de voluntad política del oficialismo.

Recuerda, Cristina, que en el 2004 llegamos a un importante nivel de consenso, logramos dictamen pero caducó por el mismo motivo. Lamentablemente, luego de tantos años de impulsar esta iniciativa, tanto en Senado como en Diputados, he llegado a la conclusión de que no sólo estamos ante un caso de falta de voluntad política sino también ante el temor, por parte del sistema político, de perder el control de la Justicia Penal.

Parece mentira que hoy la gran revolución en materia de Justicia Penal pase por cumplir con una cláusula que está en la Constitución Nacional desde 1853, que en su art. 118 establece: “Todos los juicios criminales ordinarios, que no se deriven del derecho de acusación concedido a la Cámara de Diputados, se terminarán por jurados, luego que se establezca en la República está institución. La actuación de estos juicios se hará en la misma provincia donde se hubiere cometido el delito; pero cuando éste se cometa fuera de los límites de la Nación, contra el Derecho de Gentes, el Congreso determinará por una ley especial el lugar en que haya de seguirse el juicio”. 

Y en el mismo sentido democratizador del sistema judicial, te propongo debatir la oralidad en materia Civil y Comercial, que ya lo tienen varias provincias (La Rioja fue la pionera, lo mismo que en materia penal) y que significa simpleza, transparencia, celeridad y una eficaz y mejor valoración de la prueba.

Te tomamos el guante, con un simple decreto de llamado a extraordinarias nos ponemos a trabajar.

Proyecto de Ley 776-D-2012 Juicio Por Jurados – Jorge Yoma – 2012