Municipios bonaerenses: de déficit al ahorro

El gobierno de Daniel Scioli está dedicado a generar y redistribuir oportunidades equitativamente en todo el territorio, con una mirada integral y un claro sentido de justicia social. Es por eso que destacamos las políticas de transferencia de recursos a los municipios, la reducción de la carga financiera, el financiamiento para obras de infraestructura local, las políticas de promoción industrial, propiciando con estas medidas el empleo, el saneamiento ambiental y la mejora de las condiciones sociales de sus habitantes.

Es a través de la construcción colectiva de todos los niveles de gobierno que se crean las condiciones para el desarrollo sostenible, equitativo y generador de empleo. Nuestra Provincia cumple un rol central en esta construcción, tanto por su importancia estratégica como por su compromiso con un federalismo solidario y justo. Asumimos esta responsabilidad con miras al bien común no sólo de los bonaerenses, sino de todos los ciudadanos argentinos.

Por eso nuestro gobierno tiene un compromiso ineludible con el desarrollo de sus municipios, por lo que hemos avanzado mucho para mejorar su capacidad financiera. Por eso, realizamos diversas políticas con el objetivo de fortalecer las finanzas municipales y así poder satisfacer mejor las necesidades de sus habitantes.

Las medidas implementadas al respecto fueron muchas, pero hoy queremos destacar los resultados, porque son muchos y porque son positivos. Pero también porque nos alientan a seguir creyendo y defendiendo la mirada amplia e integral como contraposición de visiones miopes y obtusas que sólo miran lo local y que alientan las inequidades bajo el ardid de defender al vecino. Hay problemáticas que exceden lo local y necesitan de un abordaje integral y coordinado. Y hay problemas locales, claro que sí. Es por eso que incrementamos las transferencias de recursos corrientes a los municipios, para que se complementen con los recursos locales y se encuentren soluciones para esas demandas. En este marco es que nos pareció oportuno dar a conocer algunos resultados de la fiscalidad municipal consolidada, que surgen del Informe Anual de la Dirección Provincial de Coordinación Municipal:

  • En 2007 el consolidado de municipios de la Provincia de Buenos Aires tenía déficit. En 2012 exhibieron un superávit de $445 millones y para este año que está finalizando ese superávit será de $1.300 millones.
  • Durante el período 2008-2013, la evolución de las finanzas municipales revela  que en forma consolidada los municipios bonaerenses han mantenido niveles de ahorro sostenidos.
  • Las transferencias corrientes desde otras jurisdicciones son las que más han aportado a ese ahorro dado que representaron un 55% del total de sus ingresos corrientes entre 2007 y 2012. Esta proporción alcanzaría 56% en 2013.
  • La inversión municipal acumulada en el período 2007-2012 representó un 18% del gasto total, pero es importante destacar que el 69% de esa inversión fue financiada por transferencias de otras jurisdicciones.
  • En proporción de los ingresos corrientes, la deuda consolidada municipal se redujo del 16% en 2007 al 4,2% en 2012 y alcanzaría 3% en 2013. En proporción del PBG, la deuda cayó de 0,45% en 2007 a 0,15% en 2012.
  • Las mayores transferencias le permitieron aplicar políticas salariales locales que impulsaron sus respectivos mercados internos. El aumento en el gasto en personal entre 2007 y 2012 (270%) estuvo por encima de otros gastos municipales, lo que generó en definitiva una mayor participación del mismo en el total de erogaciones corrientes, pasando de 52% en 2007 a 55% en 2012, relación que alcanzaría 56% en 2013.

Creemos en el federalismo y en la coordinación, lo que no necesariamente implica una ciega descentralización que nos aleje de los objetivos de equidad. Quizás uno de los desafíos en el escalón que sigue hacia el desarrollo es entender que tenemos que tener una mirada colectiva, madura y estratégica.

A las palabras, hechos

Honrar los compromisos asumidos es uno de los valores fundamentales de la gestión del gobernador Daniel Scioli, presente en cada una de sus acciones de gobierno.

A las voces que especulaban con la supuesta incapacidad de la Provincia de Buenos Aires de afrontar el pago del medio aguinaldo del mes de julio, los hechos demostraron una vez más la previsibilidad y sustentabilidad de nuestras políticas.

Muchos hablaron de déficits astronómicos, con predicciones que lo llevarían hasta $20 mil millones para el actual ejercicio 2013. No son sólo las cifras las que están fuera de la realidad de la Provincia.

Continuar leyendo

El apoyo a la inversión y a la innovación en la Provincia

Luego del fracaso estrepitoso de las políticas de ajuste, que suponían un derrame automático de las bondades de la apertura del mercado de capitales, hay cierto consenso mayoritario en que la política económica debe mirar al cambio estructural. Y que los dos pilares fundamentales de la estrategia -en un contexto en el que ya hay un fuerte estímulo al consumo- deben ser el apoyo a la inversión realizada por empresas locales y  el desarrollo de proyectos innovativos, conocimiento-intensivos.

Sólo así se podrán resolver cuellos de botella históricos y que han explicado el stop and go de la posguerra, con mejoras en la productividad que no atentan contra el empleo y por lo tanto no retraen el consumo. La mayor complejidad del aparato productivo permite sustituir importaciones, los proyectos, al ser locales, pueden lograr una radicación de más largo plazo y no sólo en la explotación de recursos naturales; cuando son de gran escala (cono se requiere en general en sectores como agroalimentos, maquinaria agrícola, autos, etc) permiten el desarrollo de la cadena de valor hacia adelante y el nacimiento de Pyme proveedoras. Todos estos elementos contribuyen a lograr una mayor actividad económica en localizaciones específicas que deben aún desarrollarse, y más y mejor empleo.

Continuar leyendo