¿Volverá el ahorro en oro?

Los últimos escándalos sobre cuentas offshore y presión mundial sobre paraísos fiscales y cuentas no declaradas nos hacen pensar si la gente se podría volcar, como en tiempos remotos, a ahorrar en el metal precioso por excelencia en lugar de los activos financieros.

La piedra filosofal era una sustancia que, según los antiguos alquimistas, tenía propiedades extraordinarias, algo ansiosamente buscado y codiciado porque se le suponían virtudes maravillosas, como la de transmutar los metales vulgares en oro, lo que permitía no sólo curar algunas enfermedades, sino también otorgar la inmortalidad. El oro se oxida más lentamente que otros metales y si se descubría cómo formar oro a partir de otros elementos, tal vez podrían hacer que el cuerpo mortal se volviera inmortal.

En pleno siglo XXI son otros los motivos por los cuales una persona demanda oro. Ya no se demanda como símbolo de pureza y realeza; sí, obviamente, como reserva de valor. Hoy en día, el oro se utiliza en joyería, industria y electrónica por su resistencia a la corrosión, el calor y la humedad. Es un buen conductor del calor y de la electricidad, y no le afecta el aire ni la mayoría de los agentes químicos. Es por eso que es uno de los metales tradicionalmente empleados en la joyería y para acuñar monedas. Esto ayudado por el hecho de que es el metal más maleable y dúctil que se conoce: una onza de oro (31,10 gramos) puede moldearse en una lámina que cubra 28 metros cuadrados. Como es un metal blando, son frecuentes las aleaciones con otros metales como la plata o el cobre con el fin de proporcionarle dureza (fuente: Gustavo Neffa). Continuar leyendo

Oportunidades de inversión 2016

El año 2015 termina sin pena ni gloria. A excepción de las tecnológicas (Nasdaq), el mercado accionario norteamericano culmina con índices neutros en promedio. Si bien el riesgo sistémico medido por el índice VIX ha vuelto a valores más razonables, este año tuvo diversos cisnes negros. Los emergentes defraudaron una vez más y no se vislumbra a corto plazo una luz al final del túnel.

En lo económico, nadie se esperaba la brusca desaceleración de China y menos la constante caída de las monedas emergentes para poder ganar algo de competitividad frente a los demás países. Latinoamérica se enfrentó a un contexto de mayor déficit de cuenta corriente por menores precios de commodities y fiscal debido a la recesión de Brasil, en donde se dio uno de los peores escenarios posibles, que seguiría el año que viene.

Muestra de las dificultades que está atravesando la economía mundial es que el comercio mundial presenta una continua caída de exportaciones, vuelve a valores previos al año 2011. Sigue pesando el petróleo a la baja (por sobreoferta y los mayores stocks de los últimos 80 años, e impactó además la tan dilatada decisión de suba de tasas de interés de Fed Funds).

Continuar leyendo

China: más de una razón para devaluar el yuan

Existen varios motivos por los cuales el Gobierno chino decidió mover la cotización de su moneda:

1)  Tratar de despegarse de la apreciación del dólar, que ha sido muy fuerte contra todas las monedas en el último año,

2) Intentar evitar una mayor desaceleración de su economía,

3) Afianzar su liderazgo geopolítico a través de la integración del yuan en la canasta de monedas del FMI, conocido como los derechos especiales de giro (SDR, por sus siglas en inglés).

China creció en 2014 a una tasa de 7,4 %, anotando de esta forma su peor resultado en casi 25 años. Durante el primer semestre de este año, la expansión de la economía china se ubicó en 7 %, lo que reafirma la tendencia a la desaceleración.

La producción industrial, la inversión y las ventas minoristas de julio quedaron por debajo de lo esperado por el mercado, mientras que los últimos datos de las exportaciones mostraron que las ventas de productos chinos cayeron 8,3 % el mes pasado, el mayor descenso en cuatro meses. Continuar leyendo

Otra vez las propiedades al borde de una burbuja

La riqueza de los norteamericanos ha estado atada históricamente, y en especial en las últimas décadas, a dos activos muy particulares: las acciones y el mercado inmobiliario.

La crisis hipotecaria en EEUU derivada de la caída en el precio de las propiedades (que había comenzado ya en el año 2006) desnudó el apalancamiento bajo el cual operaba ese mercado y la especulación detrás de los precios de las acciones, evidenciada por el margin con el que se facilitaba tomar prestado más dinero para comprar más acciones.

Dicha burbuja explotó en ambos mercados y el accionar de los bancos centrales desplazó la atención a lo que hoy confirma otra burbuja: la de los bonos soberanos de EEUU, que fue mimetizada por Europa y Japón. Tarde pero seguro, para bajar el costo de endeudamiento y reflotar sus alicaídas economías. Continuar leyendo

Yellen advierte que las acciones están caras

La Reserva Federal de Estados Unidos es una pieza clave en la formación de precios de los activos, por ello las decisiones y guías de ese organismo son ansiosamente esperadas por el mercado financiero.

Por esta razón Greenspan, Bernanke y hoy Janet Yellen son las personas que los mercados suelen tomar como referencia para poder guiarse en el mundo de las inversiones y de la tendencia que podrían adoptar los activos de riesgo.

La Presidente de la FED señaló el 6 de mayo pasado en un seminario financiero en Washington que las acciones norteamericanas están bastante caras (“quite high”).

El comentario desató una pequeña ola de ventas que si bien duro poco, frenó el sesgo alcista que llevaba el mercado.

Atento al impacto de las políticas monetarias en los mercados desde la crisis financiera de 2008, lo que digan las autoridades monetarias tiene un impacto mayor que en el pasado, ya que en definitiva, son responsables de gran parte de la suba del valor de los activos.

¿Qué está pasando en el mercado accionario?

El auge de las redes sociales, las aplicaciones móviles y el cloud computing durante estos últimos años justifican el exitoso presente para las empresas tecnológicas. Los IPOs de Twitter y Alibaba, empresas con muy pocos activos físicos, al igual que el increíble precio que pagó Facebook por WhatsApp, soportan la idea de precios altos. Pero alcanza para justificar los precios actuales?

Están altos los precios de las acciones? Es igual en todo el mundo?

Los IPOs de empresas de servicios de tecnología en China son un boom e imparte optimismo y valuaciones más altas en el resto de los sectores. ¿Existe actualmente una Burbuja de acciones en China? Es la pregunta obligada frente a la fuerte suba que experimentó el mercado accionario doméstico: medido por las valuaciones tradicionales los precios se encuentran dentro de un rango razonable, pero ligeramente por encima del promedio histórico.

Pero debemos alertar que la dirección tomada por el mercado accionario de China dista cada vez más de la realidad que atraviesa su economía y se encontraría desacoplado de la realidad. Además, la cantidad de ciudadanos chinos que ahora están habilitado para operar acciones, y el apalancamiento récord del mercado son dos factores que hacen ruido (en términos relativos a la capitalización bursátil o el free float, la suba ha sido muy grande en los últimos años, muy superior a la evidenciada en EE.UU. como un todo)

No faltaron los contra-ataques justificando valores de las acciones: ajustadas por inflación, analistas de S&P Capital IQ advierten que las acciones no están caras, habiendo analizado el ratio de precio-a-ganancias (price-to-earnings, o PE) para el Standard & Poor’s 500 desde 1948 en términos reales.

El año pasado, Yellen ya había advertido que las acciones biotecnológicas se encontraban en una burbuja. El ETF iShares Nasdaq Biotechnology ETF (IBB) se ha recuperado bastante bien desde entonces. El ex jefe del Tesoro Paulson también dijo que claramente existen burbujas (“Clearly There Are Bubbles”). Cuando el río suena….

Pero el S&P 500 se encuentra operando con un ratio de precio a ganancias de 18.57x y 17.77x forward. No parece muy elevadas esas valuaciones en base a la información de 1960 a la fecha.

Las acciones medidas en otras convenciones que no sean las GAAP también las hacen ver más baratas.

Otro tema que queremos advertir es que el retorno de los activos sustitutos son inusualmente bajos, por lo que le otorga un beneficio especial en la actual coyuntura, aunque hay que ir mirando de cerca las recientes caídas de bonos soberanos que elevaron el rendimiento de los bonos del tesoro norteamericano a 2.3%.

Los mercados escuchan las palabras de Yellen pero le dan más importancia a sus decisiones: ¿subirá la tasa? ¿Cuando? ¿Habrá más estímulos? Son las políticas que ejecute la FED lo que realmente impactará en los mercados. En definitiva as opiniones de sus miembros son muy importantes pero han demostrado que solo producen algún impacto de corto plazo.

La salud del sistema financiero

¿Cuál es la salud del sistema financiero de EE.UU.? ¿Luego de la intervención realizada en 2008, el sistema está mejor preparado para soportar un shock?

Para contestar a estas preguntas, los distintos bancos centrales practican los denominados stress tests, que son ejercicios de estática comparativa para determinar si ante una fuerte baja en el precio de los activos y una reducción en la hoja de balance por caída del patrimonio neto de las entidades, ese banco resiste el golpe.

A partir de la primera prueba de stress realizada en 2009, los bancos norteamericanos han registrado importantes crecimientos de su capital. El ratio de las empresas estadounidenses han incrementado sustancialmente su capital desde la primera serie de pruebas de resistencia del gobierno en 2009. El ratio de capital ordinario Nivel 1, que compara el capital de alta calidad y los activos ponderados por riesgo, de los 30 mayores bancos para 2014 más que duplicó el registrado a comienzos de 2009, pasando de 5,5% a 11,6%, lo que refleja un aumento del capital ordinario en más de USD 511 Bn a USD 971 Bn en dicho período.

La evolución del exceso de reservas en instituciones financieras respecto a lo estrictamente necesario dictaminado por la Reserva Federal, en constante aumento, muestra la recomposición de la salud de las entidades:

EXCESO DE RESERVAS EN INSTITUCIONES FINANCIERAS: Evolución mensual, en millones de USD

exceso de reservas 17 de abril infobae

La Reserva Federal anunció el mes pasado que aprobó los planes de capital de 25 instituciones financieras que participan en el Análisis y Revisión Integral del Capital (CCAR). Pero se opuso de los planes de otras cinco, argumentando motivos cualitativos en cuatro de ellas y una que no cumplía con los requisitos mínimos en las pruebas realizadas.

Los bancos con niveles sólidos de capital tienen la posibilidad de prestar dinero a los hogares y a las empresas, y aún así continuar cumpliendo con sus obligaciones. En base a esta definición, la Reserva Federal lleva adelante las pruebas y análisis de capital de los bancos, incluyendo sus planes de adecuación y las acciones que afecten el capital, como ser el pago de dividendos, emisiones de deuda y recompra de acciones, considerando a tal fin factores cualitativos y cuantitativos. En caso que la Fed se oponga a un plan de capital, la institución no podrá realizar las distribuciones previstas, hasta tanto no se realice una aprobación del Banco Central.

Según la última prueba de strees, la Reserva Federal no se opuso a los planes de capital de Ally Financial, American Express, Bank of America, Bank of New York Mellon, BB&T, BBVA Compass Bancshares, BMO Financial, Capital One Financial, Comerica, Discover Financial, Fifth Third Bancorp, Goldman Sachs, Huntington Bancshares, JPMorgan, Keycorp, M&T Bank, Morgan Stanley, Northern Trust, PNC Financial, Regions Financial, State Street, SunTrust Banks, US Bancorp, UnionBanCal y Wells Fargo.

Sobre la base de las preocupaciones cualitativas, la Reserva Federal se opuso a los planes de capital de Citigroup, HSBC North America; RBS Financial y Santander Holdings USA. Además, la Fed se opuso a los planes de Zions Bancorporation, dado que la empresa no cumplió con el ratio de capital Nivel 1, fijado en 5%.

El indicador de Stress Financiero, elaborado por la Reserva Federal de Saint Louis, se redujo considerablemente desde el pico observado en la última crisis financiera y volviendo a la normalidad de meses previos a 2008.

Tanto préstamos como depósitos han crecido en forma saludable. Claro está, la salida a la crisis financiera con la ayuda del Estado no ha sido gratis, y los niveles de deuda son comparables hoy a los alcanzados en la Segunda Guerra Mundial, lo que le resta grados de libertad para poder consolidar el ritmo de crecimiento que ha alcanzado en estos últimos años.

Ahora veamos entre las 20 grandes entidades de EE.UU. algunas medidas operativas y en materia de valuación a qué ratios lo hacen.

Entre las entidades bancarias, la de mayor rendimiento en materia de dividendos son precisamente las dos entidades más grandes medidas por su capitalización bursátil, Wells Fargo y JPMorgan. Las más rentables en relación a su patrimonio neto son US Bancorp, Wells Fargo y Fifth, con más del 13% de ROE.

En relación a su múltiplo price-to-earnings trailing 12 meses, ninguna de las entidades se ubica por debajo de 10x ni ninguna por encima de 20x. Pero en materia de precio a valor libros, aún se mantienen por debajo de su valor libros las siguientes entidades: JPMorgan, Bank of America, Citigroup, Goldman Sachs y Morgan Stanley, entre las más grandes. Quizás la intuición sea que estas entidades tengan una relación mayor a uno, pero el mercado norteamericano aún da buenas oportunidades en este sentido, ya que se trata de números por debajo del valor promedio histórico.

VALUACION DE BANCOS y FINANCIERAS EN EEUU: Capitalización bursátil

Tabla VALUACION DE BANCOS

Después de una histórica intervención directa en el capital de los bancos le siguieron cinco años de recuperación. Es innegable que el accionar del estado ha surtido su efecto positivo, pero a costa de aplicar en forma indiscriminada un salvataje de las mayores entidades para evitar un riesgo sistémico aún mayor.

El too-big-to-fail tiene consecuencias nefastas sobre el resto de los sectores o empresas más chicas, porque quedó demostrado que existen sectores privilegiados, y susceptibles de ser rescatados a pesar de las desprolijidades operativas con las que se manejaron y el excesivo apalancamiento.

La teoría del Moral Hazard también nos dice que si lo anterior ocurre, más bancos incurrirán en riesgos innecesarios y hasta imprudentes para el resto de la economía, gestando la semilla de una próxima crisis.
Asimismo se expusieron las cifras de las cuatro empresas de tarjetas de crédito más emblemáticas y de las administradoras de fondos o bolsas en un tercer conjunto de empresas.

En síntesis, aunque dista de ser la ideal, está claro que la situación ha mejorado mucho. Y que la solvencia del sistema dio muestras de fortaleza y crecimiento en el último año, y que es más difícil ahora separar la paja del trigo y hay que concentrarse nuevamente en las valuaciones para poder seleccionar una buena inversión en acciones de alguna entidad bancaria de cara a los próximos cinco años.

La economía mundial bajo la lupa

La economía mundial está saliendo airosa tras la gravísima crisis 2008-2009 que llevó al mundo a una inédita recesión. Pero el crecimiento global sigue siendo demasiado débil para ser optimistas. Se deberán aumentar las reformas estructurales, como así también el dinamismo propio de las economías en vías de desarrollo, para encaminarse hacia un crecimiento más rápido y sostenible. Aún queda por completar el programa de reforma del sector financiero; los elevados niveles de deuda de muchos países no ceden; y persiste un fuerte desempleo: Europa tuvo un incremento del cual le ha sido muy difícil encarar una vuelta a la normalidad tal como ocurrió parcialmente en EE.UU.

Por otro lado, hay riesgo incipiente de un nivel demasiado bajo de inflación, con riesgo de deflación tanto en EE.UU. como en Europa que pueda inhibir la demanda, la actividad económica y el empleo. La volatilidad de los mercados también es un tema importante a monitorear debido a la salida del programa de expansión cuantitativa en EE.UU. en un contexto financiero externo menos benigno con una suba esperada de tasas de interés que parece más próxima que lejana a juzgar por las declaraciones de algunos miembros de la Fed.

Otro factor de riesgo a la economía mundial que vemos son las tensiones geopolíticas, que podrían opacar la recuperación vista hasta ahora, en especial por el caso de Ucrania y las represalias económicas a Rusia. Es un hecho que la actividad económica en las economías avanzadas, como EE.UU., la Eurozona y Japón, está mejorando, aunque a diferentes velocidades.

El FMI publicó recientemente su informe semestral Perspectivas Económicas Globales (WEO), con más luces que sombras a nuestro entender. Veamos las estimaciones: la economía global crecería en 2014 un 3.6%, y un 3.9% en 2015, cifras con una ligera corrección a la baja con respecto al pronóstico anterior de enero, lo cual implica una mejora frente a 2013 cuando la expansión global fue de 3.0%.

¿Quién da el impulso? Los mercados emergentes son responsables de más de dos tercios del crecimiento mundial. Pero coyunturalmente, el impulso viene dado por los países desarrollados, a que las economías emergentes y en desarrollo enfrentan nuevos riesgos: las economías avanzadas crecerán en 2014 2.2%, frente al 1.3% del año pasado. Destacamos el buen desempeño de Alemania, que explica en gran parte la fortaleza del Euro actual. EE.UU. crecería al 2.8%, mientras que la eurozona pasará de una contracción del 0.5% en 2013 a una expansión de 1.2% este año.

En cuanto a los países emergentes, las tasas de crecimiento se encuentran como siempre entre las más altas del mundo, en especial las de las economías emergentes de Asia. África subsahariana sigue siendo dinámica pero las condiciones son más complicadas en los países árabes en transición envueltas en un difícil contexto sociopolítico. El FMI redujo su pronósticos de crecimiento para los países emergentes y en desarrollo desde un 5,1% estimado en enero a 4.9%.

Las perspectivas de mediano plazo se han deteriorado aún más para Argentina en un escenario macro que está sujeto a una alta incertidumbre: crecería apenas 0,5% este año y 1% en 2015. Otros países con políticas heterodoxas hoy deben aplicar medidas de corte netamente ortodoxas por las consecuencias en sus economías. Un ejemplo es Venezuela, que experimentaría una caída del 0,5% este año y -1% en 2015. Venezuela cerró 2013 con una inflación minorista del 56,3% y se estima 50,7% de incremento para este año.

tabla art infobae 10 de abril 2014 (1)

Como en muchos otros países, hay cada vez menos margen para aplicar políticas macroeconómicas de apoyo, por lo que las reformas estructurales adquirirán más relevancia de ahora en adelante. Si la economía mundial no se integra, será difícil generar más expectativas. Sanciones a Rusia, problemas climáticos en el hemisferio Norte y continuo desempleo le ponen diversos grados de restricción para alcanzar los objetivos y reforzar la recuperación que se inició en 2010. En la última reunión del Grupo de los 20, se reconoció que mediante la aplicación de medidas de política correctas por parte de los países y la cooperación correcta entre ellos sería posible elevar el crecimiento mundial más de 2% a lo largo de los próximos cinco años.

Valuando las acciones norteamericanas

Hagamos el ejercicio de valuar las acciones norteamericanas. Ya son muchas las opiniones que dicen que hay una burbuja y no nos podemos sentar de brazos cruzados viendo pasar lo que podría ser un nuevo crash bursátil, si es que tienen razón.

Tras la última reunión del FOMC de la Reserva Federal de los EE.UU. y la posterior conferencia de Janet Yellen, quedó claro que las tasas de interés podrían incrementarse tan pronto como seis meses después de dar por finalizado el programa de compra de activos (dentro de un año). La tasa de Fed Funds se incrementaría de 0.125% (entre 0 y 0.25% actual) a un promedio de estimaciones de 0.43% para septiembre del año que viene:

ESTIMACIONES FED FUNDS: encuesta de mercado, en puntos porcentuales

ESTIMACIONES-FED-FUNDS

En el mercado de bonos también las expectativas son de tasas de corto y mediano plazo más elevadas. Según las estimaciones del consenso, el rendimiento de los títulos a 10 años se ubicaría por encima del 3% a mediados de este año y hacia febrero de 2015 se estima que ronde 3,4% (hoy se ubican en 2,67%).

ESTIMACIONES TREASURIES A 10 AÑOS: encuesta de mercado, en puntos porcentuales

ESTIMACIONES TREASURIES A 10 AniOS

Es un contexto más desafiante a la hora de valuar un flujo de fondos descontado a valor presente porque la suba de tasas resta valor hoy a las acciones.

Se ha observado una rotación hacia sectores como el financiero, que se beneficiaría con mayores tasas de interés, y otros sectores rezagados. Las empresas de valor y de crecimiento vertiginoso en los últimos meses tuvieron un duro ajuste producto de estas expectativas.

Ahora bien, ¿cuál es la expectativa para las acciones norteamericanas para este año? Según la media de las estimaciones, el índice S&P 500 finalizaría el año ubicándose en torno a 1.960 puntos, lo que representaría una suba mayor a 5% desde los niveles actuales, y en todo el año acumularía 6% de cumplirse este escenario.

Comparado con los retornos obtenidos en años anteriores, el mercado accionario de EE.UU. no muestra una sólida performance. De hecho en lo que va del año, el índice S&P 500 registra un avance de sólo 0,5%, luego de registrar una suba mayor a 25% en 2013.

Si miramos sus ratios de valuación, el índice S&P 500 se muestra relativamente más caro que, por ejemplo, las acciones europeas respecto a sus ganancias. El ratio Price-to-Earning (PE) para el principal índice accionario norteamericano es de 17,9 veces sus ganancias (trailing 12 meses), mientras que el ratio para el índice Euro Stoxx 50 es de 13,8 veces sus ganancias. El FTSE 100 de Reino Unido registra un ratio PE de 11,6 veces sus ganancias y el DAX alemán tiene un ratio de 15,3 veces. Las bolsas de Japón y de México cotizan con un ratio PE mayor que el de las bolsas norteamericanas, lo que las torna relativamente menos atractivas.

ÍNDICE S&P 500: ratio Price-to-Earnings

iNDICE SP500 grafico

Por otra parte, el ratio Price-to-Book-Value (PBV) del S&P 500 es de 2,48 veces, por encima del promedio de sus comparables, que se ubica en torno a 2,2 veces el valor contable. Además, el PBV de las acciones norteamericanas es bastante más elevado que el de las acciones europeas, asiáticas y latinoamericanas. Sólo la bolsa de México registra un PBV superior al de los índices norteamericanos.
Rusia y Ucrania hicieron ruido pero el riesgo geopolítico siempre está presente y ha demostrado ser más una oportunidad de compra que una amenaza seria a la luz de los hechos. La confusión y la volatilidad resultante redefinen expectativas.

INDICES-BURSaTILES-(1)

En síntesis, y tomando simplemente el análisis de ratios y no incorporando la macro, los Fundamentals, a pesar del conflicto en Europa y de los retiros de estímulos por parte de la Fed, las bolsas norteamericanas continúan con su impulso alcista y alcanzarán pronto nuevos máximos. Y posiblemente los superen pronto. A pesar que esperamos pequeñas correcciones en el camino, será otro año para estar invertido en acciones y no vemos una burbuja en las valuaciones para predecir bajas como muchos y hasta prestigiosos administradores de fondos vaticinan.

La baja inflación y el desempleo están llevando a políticas monetarias de largo aliento.  Estas políticas impactan de lleno en el valor de los activos. En la medida que la FED no este convencida que hay una burbuja, seguirán actuando y los activos mantendrán su tendencia.

Un nuevo capítulo de la crisis

Esta semana el Presidente de la Reserva Federal de Richmond dijo que preveía un escenario de crecimiento un poco más débil de Estados Unidos pero que no esperaba que esto impacte en las decisiones de reducción de estímulos monetarios que está llevando adelante la Fed bajo la nueva conducción de Yellen.

Estamos viendo otro capítulo de la crisis que comenzó en 2008. Recordemos entonces: la primera fase fue la crisis financiera macro económica de EEUU, disparada por las hipotecas y créditos subprime luego de décadas de consumo impulsado por el endeudamiento de las familias. La segunda fase, siempre dentro de la misma película, se dispara en Europa con los famosos PIIGS y los problemas de crédito soberano, sistemas financieros, crecimiento y consumo.

Ahora estamos viendo mayor estabilidad financiera y económica en EEUU -aún con crecimiento débil y sin inflación ha mejorado sus índices de empleo-, que comienza a desandar el camino de los estímulos para tratar de minimizar los efectos secundarios.

En este marco, los inversores que han tenido enormes ganancias en los últimos años comienzan a salir de activos de riesgo y buscan inversiones más seguras e indefectiblemente caen en el dólar y los bonos del tesoro americano que de esta forma bajan su tasa, efecto contrario al que sucede con los bonos de países emergentes de alto rendimiento.

La semana pasada ha habido importantes salidas de fondos y acciones a nivel global. Cabe recordar que el apalancamiento de las inversiones financieras ha vuelto a niveles pre crisis.

No sabemos si esta amenaza a los emergentes se materializará ahora o más adelante, pero hay que prepararse para mayor iliquidez y menores precios de productos primarios.

 

¿Tiene algún comentario y/o pregunta? Contácteme @DarioEpstein

Reporte 2013-2014: qué pasó y qué vendrá

Hasta los inversores más agresivos se han visto sorprendidos este año con el rendimiento en acciones norteamericanas, el mejor que se había visto en los últimos 12 años. Y también es cierto que hacía mucho tiempo que no se veía tal disparidad entre acciones de países centrales y países de la periferia: los emergentes debieron soportar caídas en promedio en los precios medidos en dólares.

¿Qué podemos esperar para el año que se inicia la semana que viene? La economía mundial está mostrando una continua mejora en términos de crecimiento y se espera que en 2014 la economía mundial crezca a una tasa de 3,7%, luego de registrar una expansión estimada de 2,9% este año. Sin embargo, se espera que el próximo año se extienda una de las características del crecimiento de la segunda mitad de 2013: las economías desarrolladas se acelerarían mientras que los países emergentes reducirían su ritmo de expansión.

Y una de las características dominantes seguirá siendo la prácticamente nula inflación en el G10. Y hasta con riesgo de deflación, un elemento inentendible a la luz del ritmo de emisión de países desarrollados en los últimos años y del aumento del consumo de los norteamericanos. La tasa de inflación núcleo detrás del consumo (PCE core) en la economía más grande del mundo es de apenas 1,1% interanual y la inflación minorista del 0,8%. En la raíz de este enigma está la baja inflación de costos medida por los costos laborales (uno de los factores explicativos con una alta correlación con la inflación total), el aumento de la demanda de dólares por parte del comercio mundial, además del aún bajo uso de la capacidad instalada (en la web de la Reserva Federal se puede ver que fue de 79% en noviembre, casi dos puntos porcentuales mayor al de hace dos años atrás, y de 80,2% de promedio de 1972-2012 con picos del 85%).

Continuar leyendo