Brasil aprovecha el momento

Con la baja del riesgo, algunas empresas brasileñas ya están encarando la refinanciación (rollover) de sus deudas en dólares.

Brasil se encuentra inmerso en una recesión y atravesó una profunda crisis institucional. Ya con Dilma Rousseff suspendida y apartada de su cargo por al menos 180 días, Michel Temer asumió con la prioridad de lograr que la economía recupere el equilibrio macroeconómico y vuelva al sendero de crecimiento. Habló de disminuir la inflación, recuperar la credibilidad y sanear el déficit público, aunque creemos que será difícil de lograr con tan sólo 180 días. Los inversores no están del todo seguros de la oportunidad de Temer para implementar los cambios y de su capacidad de controlar la difícil realidad del país.

Sin embargo, los mercados premiaron la salida de Dilma: impulsó al Bovespa 14% y al real brasileño 10%, a 3,50 reales por dólar. Además se redujo considerablemente el riesgo país, desde su pico de 570 puntos básicos a los actuales 400 pb.

Dilma aplicó reglas de corte populista en Brasil sin fundamentos sólidos. Las consecuencias están a la vista. Con un consenso de inflación esperada en el orden de 8,6% para 2016 y de 6,1% para el año que viene, y un PBI que volvería a caer fuerte (-3,7%) por segundo año consecutivo, los mercados también hicieron su apuesta en los primeros cuatro meses al incrementar los precios de los bonos corporativos brasileños luego de una liquidación pocas veces vista en los últimos dos años. Continuar leyendo

Brasil: el día después

Standard & Poor’s rebajó la calificación de Brasil. Lo dejó sin grado de inversión y con outlook negativo, lo que significa que sigue siendo el blanco de futuros downgrades.

  • La calificación de S&P es BB+, con outlook negativo.
  • Falta Fitch, para quien es grado de inversión (BBB), pero también con outlook negativo.
  • Para Moody’s sigue siendo grado de inversión (Baa3), con outlook estable, la más benévola.

 

Los mercados se fueron adelantando y los credit default swaps a 5 años ya se habían incrementado incluso por encima de Rusia. La depreciación de 31 % en su moneda este año y de 40 % en 12 meses corridos en relación con el dólar norteamericano fueron influyendo en el humor de los operadores.

¿Cómo sería el día después del downgrade de Brasil? Acumulación de errores, ineficiencia en la gestión, corrupción, panorama mundial con viento que sopla de frente y una caída ininterrumpida de los commodities, lo cierto es que Brasil hace rato que ha dejado de ser la niña bonita entre los emergentes y también en la región. Pero los activos no pueden seguir bajando por siempre y en algún momento darán un interesante rebote de precios, tanto en acciones como en bonos. Aunque, por ahora, se encuentran depurándose a pasos firmes. Continuar leyendo

Yellen advierte que las acciones están caras

La Reserva Federal de Estados Unidos es una pieza clave en la formación de precios de los activos, por ello las decisiones y guías de ese organismo son ansiosamente esperadas por el mercado financiero.

Por esta razón Greenspan, Bernanke y hoy Janet Yellen son las personas que los mercados suelen tomar como referencia para poder guiarse en el mundo de las inversiones y de la tendencia que podrían adoptar los activos de riesgo.

La Presidente de la FED señaló el 6 de mayo pasado en un seminario financiero en Washington que las acciones norteamericanas están bastante caras (“quite high”).

El comentario desató una pequeña ola de ventas que si bien duro poco, frenó el sesgo alcista que llevaba el mercado.

Atento al impacto de las políticas monetarias en los mercados desde la crisis financiera de 2008, lo que digan las autoridades monetarias tiene un impacto mayor que en el pasado, ya que en definitiva, son responsables de gran parte de la suba del valor de los activos.

¿Qué está pasando en el mercado accionario?

El auge de las redes sociales, las aplicaciones móviles y el cloud computing durante estos últimos años justifican el exitoso presente para las empresas tecnológicas. Los IPOs de Twitter y Alibaba, empresas con muy pocos activos físicos, al igual que el increíble precio que pagó Facebook por WhatsApp, soportan la idea de precios altos. Pero alcanza para justificar los precios actuales?

Están altos los precios de las acciones? Es igual en todo el mundo?

Los IPOs de empresas de servicios de tecnología en China son un boom e imparte optimismo y valuaciones más altas en el resto de los sectores. ¿Existe actualmente una Burbuja de acciones en China? Es la pregunta obligada frente a la fuerte suba que experimentó el mercado accionario doméstico: medido por las valuaciones tradicionales los precios se encuentran dentro de un rango razonable, pero ligeramente por encima del promedio histórico.

Pero debemos alertar que la dirección tomada por el mercado accionario de China dista cada vez más de la realidad que atraviesa su economía y se encontraría desacoplado de la realidad. Además, la cantidad de ciudadanos chinos que ahora están habilitado para operar acciones, y el apalancamiento récord del mercado son dos factores que hacen ruido (en términos relativos a la capitalización bursátil o el free float, la suba ha sido muy grande en los últimos años, muy superior a la evidenciada en EE.UU. como un todo)

No faltaron los contra-ataques justificando valores de las acciones: ajustadas por inflación, analistas de S&P Capital IQ advierten que las acciones no están caras, habiendo analizado el ratio de precio-a-ganancias (price-to-earnings, o PE) para el Standard & Poor’s 500 desde 1948 en términos reales.

El año pasado, Yellen ya había advertido que las acciones biotecnológicas se encontraban en una burbuja. El ETF iShares Nasdaq Biotechnology ETF (IBB) se ha recuperado bastante bien desde entonces. El ex jefe del Tesoro Paulson también dijo que claramente existen burbujas (“Clearly There Are Bubbles”). Cuando el río suena….

Pero el S&P 500 se encuentra operando con un ratio de precio a ganancias de 18.57x y 17.77x forward. No parece muy elevadas esas valuaciones en base a la información de 1960 a la fecha.

Las acciones medidas en otras convenciones que no sean las GAAP también las hacen ver más baratas.

Otro tema que queremos advertir es que el retorno de los activos sustitutos son inusualmente bajos, por lo que le otorga un beneficio especial en la actual coyuntura, aunque hay que ir mirando de cerca las recientes caídas de bonos soberanos que elevaron el rendimiento de los bonos del tesoro norteamericano a 2.3%.

Los mercados escuchan las palabras de Yellen pero le dan más importancia a sus decisiones: ¿subirá la tasa? ¿Cuando? ¿Habrá más estímulos? Son las políticas que ejecute la FED lo que realmente impactará en los mercados. En definitiva as opiniones de sus miembros son muy importantes pero han demostrado que solo producen algún impacto de corto plazo.

Boom de fusiones de empresas

¿Qué haría usted si fuese el Presidente de una compañía que ya no sabe qué hacer con tanto dinero que posee y acumula trimestre a trimestre? ¿Qué haría si las oportunidades de inversión no son tan rentables? Y si ya tiene cubierta su capacidad de recomprar acciones y de pagar dividendos, ¿para qué seguir haciéndolo? Algunas empresas lo hacen y agregan más valor al accionista.

Pero una manera inteligente de hacer uso del dinero es a través de fusiones y adquisiciones. En inglés: mergers and acquisitions (M&A).

Esta semana se supo que Nokia está en conversaciones para adquirir Alcatel-Lucent. Hoy la valuación de la empresa objetivo es de unos EUR 11 Bn, mientras q ue Nokia es de alrededor de EUR 28 Bn. Heinz dijo recientemente que comprará Kraft por USD 45 Bn. La ola de adquisiciones y fusiones corporativas está en aumento. El apetito de mercado hace que las ofertas entre empresas alcancen un máximo de cinco años. También hemos sido testigos del anuncio de una posible mega operación (aún no concretada), la mayor del año, entre la petrolera británica Shell y su competidora BG por USD 70 Bn., (empresa que tiene una exposición en pozos de gas en Brasil bastante importante). Gracias a la fortaleza del dólar y los bajos precios del petróleo, las operaciones en ese sector se dinamizan más rápidamente que en otros.

El último informe semestral sobre decisiones corporativas elaborado por Ernst & Young arroja como resultado que el 56% de las empresas tienen la intención de realizar adquisiciones en el próximo año, por encima del 40% registrado en octubre. Es la primera vez desde 2010 que más de la mitad de los ejecutivos dicen que planean hacer una adquisición en los próximos 12 meses. La ola seguirá.

En los primeros tres meses de 2015 y las primeras semanas de abril, el valor de las fusiones y adquisiciones globales alcanzó los USD 1.2 trillones, el nivel más alto para el período en al menos cinco años. Esto se debe en gran parte al impacto en el segundo trimestre del acuerdo Shell / BG, que es el noveno acuerdo más grande de fusiones y adquisiciones de la historia.

¿Cuáles son los sectores más dinámicos? Los sectores más dinámicos son los de consumo no cíclico y financiero, con un mayor dinamismo de un año a otro en el sector de energía (petróleo y gas) y de los dos mencionados anteriormente.

¿Cuál es la región target más dinámica? Las empresas de EE.UU. dominan el mapa con la mitad de las operaciones medidas por monto. Veamos el dinamismo: en Asia/Pacífico se registró un crecimiento interanual del 40% en el monto, en EE.UU. +21%, y +15% en Europa. En cambio, en Latinoamérica la caída es marcada (-34%).

Con efectivo se ofertó el 56.2%, y una combinación de efectivo y acciones el 26.2%. Solo de acciones apenas el 8.4%. Si desagregamos los deals, hay 19 que superan los USD 10 Bn. con un valor de 428.12 Bn. totales. Por naturaleza, la mayor parte de ellos fueron de manera amistosa. Muy pocas ofertas se hacen en forma hostil.

En síntesis, en la economía mundial sobran dólares y los gerentes de las empresas encuentran que las compras y fusiones son la forma ideal de agregar valor al accionista. Caso contrario deberían devolver efectivo a sus inversores a través de recompra de acciones o pago de dividendos ya que el dinero en la empresa no encuentra un destino con un nivel de retorno satisfactorio.

Mercados accionarios: emergentes en duda

Vientos de cambio están soplando para los mercados emergentes, afectados por muchos factores coyunturales en un mundo aquejado por débiles tasas de crecimiento y fuertes bajas en los precios de los commodities.

El impacto en precios y la volatilidad será mayor en aquellos países que no han logrado llevar adelante reformas estructurales en pos de una mayor competitividad y que no han sabido o no han podido aprovechar la bonanza de los altos precios de los commodities para crecer en reservas, mejorar el perfil de endeudamiento e incluso armar fondos soberanos y/o anticíclicos.

Recordemos que los altos precios de los commodities permitieron a muchos países cambiar reservas y productos naturales por activos financieros. Luego de un período de 17 meses consecutivos de entradas netas positivas de flujos en portafolio hacia los mercados emergentes, estos se tornaron negativos por un total de USD 11.500 M en el pasado mes de diciembre, según el Instituto de Finanzas Internacionales. Así se observó la primera contracción desde el año 2013, cuando se anunció una posible reducción en el programa de estímulos monetarios de la Reserva Federal.

flojos de cap a emergentes

A nivel regional, Europa emergente fue la más afectada, seguida de África, Medio Oriente y Latinoamérica. México, Brasil y Sudáfrica fueron los países emergentes en forma individual que registraron las mayores salidas de capitales en diciembre, entre las ocho economías de mayor atractivo para los inversores.

El deterioro del sentimiento de los inversores se debe en parte de las presiones económicas en Rusia y su impacto en la caída de los precios internacionales del petróleo. El mercado de deuda fue el más afectado debido a que se registró una salida de flujos en diciembre por USD 7.800 M. En tanto que del mercado de acciones salieron USD 3.700 M.

¿Volverán estos capitales? No creemos que a corto plazo lo hagan, menos aún si el índice DXY de dólar multilateral sigue estando firme (un dólar más caro aún es nuestro escenario base).

El riesgo a que sigan reduciéndose los flujos de fondos de países emergentes continúa presente, y más aún frente a un contexto en el que los mercados esperan la decisión de la FED en cuanto a una suba en las tasas de interés y con muchos países europeos (periféricos) nuevamente con algunos problemas económicos.

Los mercados de renta variable (acciones) de países emergentes son mucho menos líquidos y profundos que sus contrapartes del G3 y, a esto, se suma que el floating (porcentaje del capital que cotiza en la bolsa) es muy bajo, así como la dispersión del capital. Esto hace que las salidas de fondos impacten muy fuerte en los precios, aun cuando sean bajas en comparación con la capitalización del mercado.

eem
Los llamados BRIC, compuestos por Brasil, Rusia, India y China fueron elegidos por la abundancia de commodities y su mano de obra y costos más baratos, así como escala su de mercado, basada principalmente en la población. Pero los commodities se encuentran envueltos en una dinámica bajista y sin vistas a recuperar terreno perdido dada la sobreabundancia de petróleo y commodities agrícolas, y sin inflación en países desarrollados que impulse la demanda de metales preciosos. El mundo cambió y posiblemente estemos asistiendo a un nuevo ciclo de precios de materias primas bajas por un tiempo, un ciclo secular que impactará mayormente en países que no han aprovechado el momentum positivo de los términos de intercambio.

Escenario de crecimiento mundial para 2015

El escenario de crecimiento global es parte de los puntos a considerar a la hora de elegir en qué activos invertir. Una variación en relación de tipo de cambio impacta de lleno en los balances de multinacionales (en dólares). La caída del precio del petróleo influye en el crecimiento mundial a través de mayor consumo discrecional, lo que favorece determinadas empresas sobre otras.  El superdólar afecta precios de commodities, y de esa forma vuelve a cruzar sectores y subsectores del S&P. Ganadores y perdedores se cruzan permanentemente y el arranque del análisis 2015 está en el crecimiento.

Nos pareció interesante mostrar el promedio de las proyecciones de los analistas para 2015. En 2014 EE.UU. avanzó a paso firme a partir del segundo trimestre. Sin embargo, la Eurozona no ha logrado sortear el débil crecimiento de sus economías, a lo cual se le suman las recientes dudas en torno al escenario político en Grecia. En tanto, Japón sorprendió con un aumento en los impuestos sobre las ventas que contrajo fuertemente el consumo y se encuentra actualmente en recesión. Continuar leyendo

El impacto de los estímulos financieros

Desde la crisis del año 2008, los bancos centrales de los países desarrollados fueron imprimiendo a sus economías una impronta única y nunca antes vista a sus políticas monetarias expansivas, en un esfuerzo histórico para apuntalar a sus alicaídas economías.

Pero, en una menor o mayor proporción, es sabido que el esfuerzo en bajar tasas de interés y emitir dinero como nunca antes lo habían hecho para comprar todo tipo de bonos soberanos y cuasi soberanos, termina derivándose hacia otros destinos, distintos a los del objetivo de la política económica original.

Y los mercados se han vuelto adictos a alguna forma de inyección de liquidez para poder seguir incrementando los precios en los propios mercados, siempre y cuando esta acción se vea acompañada con los resultados corporativos o el flujo de caja, como para no inflar los precios en forma desconectada de los fundamentals de las empresas. Sólo para acompañarlos.

El dinero abundante y barato termina siendo sinónimo de subas en los activos de riesgos. El problema es cuánto. Es una pregunta que muchas veces uno se hace, así como uno quisiera a ciencia cierta saber cuántos contratos de barriles de petróleo son comprados o vendidos en forma genuina, para entregar o comprar el commodity, y cuántos son los restantes contratos que son pura especulación del mercado. JP Morgan se animó a afirmar que el 32% del actual nivel del S&P 500 tiene su origen en las políticas expansivas de la Reserva Federal.

El múltiplo de precio a ganancias por acción (price to earnings) del índice S&P 500 forward 12 meses hacia adelante aumentó 5 puntos, es decir pasó de 10,5x a finales de 2008 a 15,5x del año pasado. Se llama “expansión de múltiplos” cuando el mercado está dispuesto a convalidar mejores ratios y expandir los precios más allá de sus fundamentos. Y eso es lo peligroso, es decir saber cuánto se aleja ese ratio de lo normal, o cuánto se expande por encima de los niveles de otros años atrás.
Se trata de un “efecto riqueza” que sería responsable de 650 puntos de índice, es decir 32% del nivel actual del índice S&P 500, si tomamos en cuenta que existe en torno a USD 29 Billones de valor. Actualmente en acciones, la expansión de múltiplos habría implicado un impulso de la riqueza patrimonial de USD 9 Billones.

Aunque debemos mencionar dos cosas. Que el punto de partida era muy bajo y que parte de ese efecto riqueza no es más que recuperación del terreno perdido y que otros efectos contribuyeron para que eso sucediera. Es decir, que gran parte de esa expansión o convalidación de múltiplos representa una mejora y consolidación en las condiciones macroeconómicas de EE.UU., por lejos la mejor zona para invertir en acciones debido a la situación comparada con la Eurozona y Japón. Actualmente el indicador de precios a ganancias por acción (price to earnings) del S&P 500 es de 16.78x.

price to earnings
El dinero barato y abundante también se derivó a inflar (o recomponer en parte) los precios de las viviendas  en EE.UU. Se estima que incrementó 10% el precio de las viviendas y 20% las propiedades comerciales. Siendo el universo de viviendas de EE.UU. de USD 22 billones  y un mercado de propiedades comerciales de USD 2.3  billones el incremento debido a la ayuda de la Fed sería de USD 2 billones.

Y ahora que terminó el QEIII, ¿qué pasará? A menos de dos días de anunciarse el final del tercer programa cuantitativo de dinero de la Reserva Federal de EE.UU., el Banco de Japón elevó su propio programa de monetización. Si había alguna duda de que el dinero abundante y barato iba a seguir estando presente, el Banco de Japón se encargó de reafirmar las expectativas. Esto calmó los ánimos y las dudas, y proveerá de otro justificativo como para seguir impulsando el precio de los activos de riesgo en todo el mundo, acompañado por los esfuerzos del Banco Central Europeo en darle un punto final al peligro de entrar en recesión y deflación en la Eurozona.

¿El oro ya no sirve de cobertura?

En el corto plazo, tras alcanzar ganancias cercanas al 9% desde principios de junio hasta mediados de julio, los inversores decidieron tomar ganancias.

Los conflictos geopolíticos incidieron pero no en las últimas dos semanas, por lo que nos preguntamos si el oro ya no sirve de cobertura.

Las tensiones en la Franja de Gaza y en Ucrania impactaron en la confianza de los inversores y se incrementó la volatilidad en los mercados con un refugio en los bonos del Tesoro, pero pocos prefieren deshacerse de activos de riesgo y volcarse al oro.

Por un lado los conflictos entre Rusia y Ucrania. Ante la situación geopolítica en éste último país y el reciente derribo de un avión malasio, EEUU culpa del hecho a los separatistas prorrusos.

El secretario de estado norteamericano, John Kerry, anunció que había pruebas determinantes de la participación de Rusia en el derribo del avión (Rusia y Ucrania siguen acusándose el uno al otro de estar detrás del derribo del avión de pasajeros).

Por tales motivos, líderes occidentales del Reino Unido, Francia y Alemania advirtieron al presidente ruso, Vladimir Putin, que se procederá a mayores sanciones económicas si no se permite pleno acceso a los investigadores internacionales al lugar del siniestro.

A su vez, se presenta la ofensiva militar en Gaza contra los militantes de Hamas. A pesar del gran número de víctimas, el primer ministro de Israel, afirmó que podrían ampliarse las acciones bélicas contra los militantes de Hamas.

Considerando que el oro y los Treasury a 10 años serían activos refugio, en lo que va de 2014, el metal acumula una suba cercana al 9%, mientras que los bonos ganan poco menos de 3%. Pero, para un activo que ofrece un retorno anual de 2,46%, una variación en su precio de 3% es mucho en comparación a la suba que mostró el oro en el mismo período.

El metal ha perdido terreno en la provisión de cobertura dado que la inflación sigue siendo su principal explicación a la hora de ver su comportamiento.

Mientras tanto, el dinamismo de la temporada de balances de empresas norteamericanas le imprime un tono optimista de fondo a las acciones.

Otro factor que siguen de cerca los inversores es la incertidumbre sobre el futuro aumento en las tasas de interés por parte de la Reserva Federal. La presidenta de la Reserva Federal, Janet Yellen, no dio muchos indicios de cuando llegaría dicho incremento.

Por otro lado, algo que podría influir en el comportamiento del oro es la estabilidad económica global.

Los datos de las exportaciones chinas menores a las esperadas y una fuerte caída en las órdenes de máquinas de Japón en mayo, avivaron las preocupaciones de que el crecimiento no sería tan fuerte como el mercado esperaba.

A esto se suma además, las complicaciones que tuvo el Banco Espírito Santo (BES) en Portugal semanas atrás, el cual es seguido de cerca luego de detectarse algunas irregularidades contables en el mes de mayo. Por eso, la empresa matriz Espírito Santo Internacional (ESI) retrasó el pago de algunos valores de deuda a corto plazo, generando temores por la posibilidad de riesgo de contagio.

Asimismo, directivos del BES anunciaron que la entidad nombraría un asesor financiero especial para reforzar las oportunidades de optimizar su estructura de balance y así poder concluir con las importantes deudas en la familia que fundó el banco.

Por último, si hacemos una comparación del oro respecto al índice S&P 500, desde 2011 el índice se comportó en forma contraria a la del commodity. Si hacemos una correlación entre ambos activos, la misma actualmente es neutral.

S&P 500 y oro

El oro se ubica al cierre de este reporte en los USD 1.304 por onza troy. En lo que va del año el metal registró mínimos en la zona de USD 1.184 y máximos en la zona de USD 1.391. A su vez, su precio podría empezar a lateralizar en el rango de USD 1.330 y USD 1,277 en caso de mantenerse el contexto actual.

El indicador RSI se ubica en zona neutral sin dar indicios de compra ni de venta. Asimismo, el oscilador tendencial MACD luego de indicar venta hace unas ruedas atrás, podría estar cruzando la zona media e indicar un cambio en la tendencia.

Principales resistencias alcistas: USD 1.330 (máximo de abril de 2014), USD 1.355 (máximo de febrero de 2014) y la zona de USD 1.391 (máximo de 2014).

Principales soportes bajistas: medias móviles de 50 y 200 ruedas (USD 1.293 y USD 1.285 respectivamente), USD 1.277,  la zona de USD 1.240 (mínimo de febrero y junio de 2014) y USD 1.184 (mínimo de 2013).

oro ultimos 9 meses

En el largo plazo, el metal luego de alcanzar mínimos en 2008 cercanos a los USD 680 por onza troy trepó hasta lograr máximos en septiembre de 2011 (USD 1.920). Luego inició un proceso de corrección el cual viene recorriendo desde fines de 2011. En 2013 marcó doble piso en la zona de USD 1.180 y rebotó alcanzado máximo de 2014 en la zona de USD 1.391 sin consolidar el patrón para luego recortar hasta apoyarse sobre la línea de tendencia.

El oscilador MACD se encuentra dando señal de compra e indicando cambio de tendencia alcista. A su vez se puede observar una fuerte divergencia alcista.

Principales resistencias alcistas: USD 1.391 (máximo de 2014), USD 1.435 (máximo de agosto de 2013), USD 1.500 (media móvil de 200 ruedas) y USD 1.580 (máximo de mayo de 2011).

Principal soportes bajistas: USD 1.299 (media móvil de 50 ruedas), USD 1.250 (mínimo octubre 2013), USD 1,240 (posible línea de tendencia alcista), USD 1.180 (doble piso junio y diciembre de 2013) y USD 1.045 (mínimo de 2010).

oro ultimos 7 anños

El petróleo sigue cayendo

¿Terminó la corrección del petróleo? Es difícil saberlo, aunque creemos que seguirá mostrando debilidad a corto plazo y que podría volver a tocar los valores máximos de aquí a fin de año.

El precio del petróleo continuó cayendo desde que registró el punto más alto en junio de este año en los USD 107,70 por barril de WTI, alcanzando así el valor más bajo desde el mes de mayo por debajo de los USD 100.

Quizás la prima de riesgo geopolítica que veníamos observando hace uno o dos meses atrás ha desaparecido y los precios actuales son más normales -y no tan especulativos-  en relación al balance de la oferta y demanda.

Desde el punto de vista técnico, el petróleo por barril de WTI experimenta una tendencia bajista en el corto plazo, aunque con algunas recuperaciones en el medio que aún no nos dan un indicio de reversión.

Hoy los datos semanales sobre reservas de petróleo en EE.UU. y el discurso de la presidente de la Reserva Federal, Janet Yellen, podrían dar algún indicio adicional hacia dónde se dirige el precio.

El mercado tomó como positivo la cifra publicada por la EIA (Energy Information Administration) para la semana finalizada el 11 de julio del corriente año (los inventarios de crudo cayeron 7,5 millones de barriles contra la cifra de la semana previa de -2,4 millones de barriles).

Por otro lado, la presidente de la Reserva Federal sugirió que una posible suba de tasas de interés podría darse antes de lo previsto. Pero reiteró que el mercado laboral norteamericano está lejos de mostrar firmeza e indicó que la Fed mantendrá una política monetaria flexible hasta que dicho mercado mejore.

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), afirmó que el próximo año el consumo de crudo sería de 92,35 millones de barriles diarios (mbd), indicando un incremento de 1,34% con respecto a 2014, siendo éste el mayor ritmo de crecimiento en cinco años. Para este año, la OPEP mantiene sus expectativas de consumo prácticamente sin variaciones en los 91,13 mbd.

En definitiva, estimamos que podría darse un primer objetivo alcista en los USD 105, para luego dirigirse hacia los USD 107,70 (valor máximo testeado este año). De quebrar estos objetivos, podría haber un próximo precio en los USD 111/USD 112 por barril de WTI.

En caso de seguir cayendo, podría darse un piso nuevamente entorno a los USD 100 o incluso quebrar hacia abajo tal precio.

Temporada de resultados

Esta semana habrá un nuevo catalizador en los mercados, que será la temporada de resultados del segundo trimestre. La volatilidad ha vuelto y se convierte en el principal driver de los precios a corto plazo.

La salud de la economía de EE.UU. puede verse de distintas formas. Y los mercados, en el largo plazo y cuanto más eficientes son, se deberían adaptar a las señales que la economía real envía a todos los inversores.

Es por eso que el seguimiento de las ganancias de las compañías es un factor importante a la hora de analizar la coyuntura, más aún para dejar atrás una cifra de caída en el producto bruto interno de EE.UU. de 2.9% interanual anualizado caudado por el mal tiempo y un ajuste de inventarios.

Si bien la reacción de los mercados en el inicio de la semana no ha sido la mejor con fuertes bajas en acciones el día martes, el consenso estima que las ganancias muestren un crecimiento interanual de 5,1% en el segundo trimestre del año, totalizando una ganancia por acción para todo el índice de USD 29,01 en dicho período.

Sin embargo, en el transcurso del trimestre en cuestión, las estimaciones se han ido reduciendo, desde un 6,8% estimado a comienzo del mismo. Al mismo tiempo, el índice S&P 500 continuó con su impulso alcista y subió en el segundo trimestre casi 5%. Esto es algo que se ha ido repitiendo en 14 de los últimos 20 trimestres, donde se dio una situación en que las estimaciones de ganancias se redujeron y el principal índice de EE.UU. subió.

crecimiento de ganancias

Se estima que nueve de los diez sectores que componen el S&P 500 mostrarían un crecimiento en los beneficios, siendo el sector financiero el que mostraría una mayor fragilidad y una contracción en sus beneficios (las ganancias se contraerían 2,3%). En tanto, se espera que el sector financiero sea el que menor crecimiento arroje (presionado por créditos hipotecarios -17% y bancos -8%). El sector de utilities mostraría un avance de sólo 0,6% en sus ganancias y las utilidades del sector de consumo no discrecional crecerían 2,6%.

Por su parte, se espera que el sector de telecomunicaciones alcance el mayor crecimiento de ganancias para el segundo trimestre (+22,5%), seguido por los sectores de consumo discrecional, material y energético. Sin embargo, hay que tener en cuenta que Verizon (VZ) es la empresa del sector de telecomunicaciones que mayor peso ponderado tiene en cuanto al crecimiento de ganancias, ya que se estima que los beneficios pasen de USD 0,73 por acción en el 2ºT13 a USD 0,91 en el 2ºT14. Si se excluye a Verizon, el sector mostraría una contracción de 6,8% en las utilidades.

Para todo el año, la ganancia por acción para todo el índice S&P 500 rondaría los USD 120, con un crecimiento cercano al 8% respecto a 2013. Los sectores que mostrarían un mayor crecimiento de ganancias a lo largo de 2014 serían los de telecomunicaciones (+29,9%), salud (+10,4%) y energía (+8,5%). Por su parte, los sectores de utilities (+3,3%), consumo no discrecional (+4,4%) y tecnología (+5,7) serán los que muestren menores avances en sus beneficios. Para el año 2015, se espera un crecimiento de 11,4% en los beneficios de todas las compañías que componen el índice S&P 500.

crecimiento de ingresos

Por el lado de los ingresos, se estima que los mismos muestren un avance de 2,9% en el segundo trimestre para todo el índice S&P 500, liderados por el crecimiento del sector de salud, tecnológico y consumo discrecional. Sólo el sector de energía mostraría una contracción en las ventas, al caer 1,9% en términos interanuales. Para todo el año, se espera que los ingresos aumenten sólo 3,3%, mientras que en 2015 ese crecimiento subiría a 4,3%.

En cuanto a las previsiones, 111 compañías de S&P 500 informan guidance (proyecciones sobre sus propios resultados). Se estima que de estas empresas, 84 empresas reportaron para el segundo trimestre de 2014 estimaciones de resultados por acción por debajo de las expectativas del mercado y 27 por encima de las mismas.

El número de anuncios previos negativos se ubica por debajo de los 95 registrado en el cuarto trimestre de 2013, y el número de anuncios positivos supera el mínimo histórico de 18 también establecido en el cuarto trimestre de 2013. De confirmarse esto, se marcaría el menor número de guidance negativos y el mayor número de guidance positivos desde el cuarto trimestre de 2012 (79 y 34 respectivamente), siento esto una señal favorable para que el S&P 500 continúe con su senda alcista.

Si los balances decepcionan, estos podrían tener un impacto negativo en los mercados, aunque mucho tendrán que ver también las perspectivas hacia adelante. El mercado se muestra muy optimista de cara al futuro, más teniendo en cuenta que se espera para el próximo año un incremento en los beneficios mayor al 10%, y es por eso que los guidance de las empresas serán uno de los puntos claves.

También habrá expectativas sobre lo que las compañías tengan que decir sobre el aumento en los precios del petróleo y los combustibles, que podría resultar en un incremento de costos. El gasto de capital, los niveles de inventario y la contratación también serán cuestiones a analizar, intentando determinar si el impulso alcista de los mercados continuará en el segundo semestre o la volatilidad volverá a hacerse presente.