Fortalecimiento de las economías regionales como prevención de las adicciones

En la última década K, las economías regionales han sido uno de los sectores económicos más afectados por el mal manejo de la política agroindustrial. Ello ha causado la pérdida de un gran número de fuentes de trabajo a lo largo y ancho del país. El noroeste argentino, el noreste, el alto valle del río Negro y Cuyo han sido golpeados por la falta de estímulos a sus sectores económicos.

Paralelamente, hemos visto un fuerte incremento en el número de personas que han incurrido en las adicciones, como tabaquismo, alcoholismo, consumo de sustancias psicoactivas y de uso legal, entre otras. Ciudades que hace años invitaban a la gente a quedarse se han convertido en reductos narcos donde los habitantes han quedado a merced de personas con pocos escrúpulos que proliferan en la vulnerabilidad social y crecen a costa de ella.

Esto me ha llevado a hacerme la siguiente pregunta: ¿existe una relación entre el aumento de las adicciones y la crisis de las economías regionales?

Un claro ejemplo es el corredor lechero que va desde la zona rururbana del Gran La Plata hasta el partido de Coronel Brandsen, que ha sido duramente golpeado por la crisis del sector tambero argentino. El precio de las leche ronda los $2,90, mientras que el costo de producirla es de $3,60, por lo que la cuenca lechera de esta región ha sufrido drásticas pérdidas en el número de productores. Como consecuencia de ello, hemos sido testigos de un fuerte incremento en la cantidad de población marginada y desempleada. Continuar leyendo

Persistir en libertad: 25 años de reunificación alemana

““Nos preguntamos: qué valor puede tener para nosotros el desarrollo en el mundo, si nuestro país está desgarrado? Que podemos hacer en conjunto para que no perdure esta división?” Estos son interrogantes que Richard von Weizsaecker planteaba muchos años antes de la caída del muro,  en su primera participación como presidente alemán ante 150.000 fieles en el dia de la iglesia en 1965, en Colonia . En su alocución dejó en claro que el anhelo profundo de volver a estar juntos, estaba presente, vivo y que iba a traspasar los limites impuestos.  Tenía razón: este 3 de octubre se cumplen 25 años desde  la reunificación de Alemania, basada en  el artículo 23 de la Constitución alemana.

Alemania es un país que reúne dentro de su seno a muchas naciones.Todas las tribus germánicas hicieron de sus pueblos culturas ricas que tomaron la decisión de caminar juntas a fines del Siglo XIX, mezclándose en un proceso que se conoció como: Unificación Alemana. Sin embargo, la Segunda Guerra Mundial, la atrocidad del nazismo, dio por tierra con esos sueños de hermandad. ¿Cómo es posible que una civilizada Alemania se convirtiera en  pocos meses en un Estado totalitario, inhumano? La “Catástrofe alemana” la llamó Friedrich Meinecke. La violación pura y sistemática de los dchos humanos.

Y tras la guerra, las potencias vencedoras se repartieron el territorio alemán como si fuera el tablero de un juego de estrategia. Padres, hijos, hermanos, primos y amigos, fueron separados los unos de los otros tras la completa división del país entre capitalismo y comunismo.

La identidad de un pueblo es capaz de superar cualquier ideología política, social o económica. Constituye lazos mucho más fuertes que ni siquiera el tiempo es capaz de cortar. Para 1989, los alemanes a uno y otro lado del Muro sabían que había llegado el momento de un cambio: el de volver a vivir bajo un mismo techo, el de una república democrática donde la libertad, la justicia y la solidaridad imperaran.  La caída del Muro de Berlín significó el fin de una era que llenó de angustias al mundo entero. Y cuando once meses después , el 3 de octubre de 1990 ,  se sellaba el “ Tratado sobre el acuerdo final con respecto a Alemania” (“Tratado de Dos más Cuatro” ) con la adhesión de los Cinco Estados Federados Orientales  a la Ley Fundamental de Alemania, la  reunificación de Alemania dejó de ser una asignatura pendiente y motivo de conflicto, para convertirse en un nuevo orden de paz continental

Hoy los alemanes viven en una democracia consolidada, orgullosa de su normalidad. Este espíritu democrático se nutre igualmente del sentimiento de comunión y del entusiasmo, de la tenacidad y la capacidad de afrontar nuevos desafios, tanto propios (por ej. tasa de natalidad baja, que hace 100 años no logran reactivar) como los de verse confrontados con gigantescos problemas externos que repercuten en su vida interna, y que Alemania no podrá resolver por sí sola: como la migración y la crisis de los refugiados,  el cambio climático, las amenazas del terrorismo y el crimen organizado, entre otras cuestiones. Por su memoria histórica, no rehuyen mencionar los problemas, y menos aun intentar solucionarlos:  Los 25 años de proceso de  reunificación alemana, la convirtieron en  un punto de referencia sólido en la globalización actual. Representa un proyecto de paz  y bienestar, que tiene marcado a fuego que hay  lecciones que no deben olvidar y de las que surgen  responsabilidades a asumir. Si alguien hace algo incorrecto, se deben reconocer asumir las consecuencias, como lo vemos hoy con el escándalo de VW.

Muchos países desarrollan su sistema democrático, su Estado de Derecho, y mejoran el nivel de vida de su población, pero lo cierto es que en muchas partes del mundo también hay pobreza, subdesarrollo, Estados frágiles, injusticias, populismos viles, escasez de recursos y desastres naturales. Así como los alemanes prosperaron  en base al entendimiento y confianza,  también nosotros estamos llamados a  decir las cosas ( los problemas )por su nombre, plantear  ideas audaces, consensuar soluciones  y cooperar en conjunto para lograr su implementación

Para ello se hace necesario ir  al encuentro del otro y reforzar la interlocución. La población alemana hoy refleja  diversidad multicultural, que pareciera compleja  pero a fin de cuentas es fuente de vigor e ideas y ofrece la oportunidad de ver el mundo con otros ojos y aprehenderlo desde distintos ángulos. Intentemos algo similar: sobreponernos a las diferencias internas, mirando siempre hacia el futuro con un mismo anhelo: el de una Argentina unida y comprometida con la paz mundial.

Cerrando con el  presidente Richard von Weizsäcker: “Alli donde demócratas sucumben a la confrontación y a la lucha de votos, donde se considera  al consenso y al compromiso como signo de “ debilidad”  , es donde la democracia pierde como foco de atracción. Porque la democracia necesita fuerza, no para el conflicto, sino para el entendimiento, respeto y razonabilidad, en pos de la dignidad humana”

¡Recuperemos la brújula!

Ni Borges en su premiado “Ficciones”  habría imaginado un relato similar s la realidad que estamos viviendo. Los últimos sucesos sobre el “narcogate”  pueden haber generado no solo perplejidad y estupor, sino impotencia en muchos ante el abuso del poder.  Parecerían dignas de novelas, que elevan a utópica el significado de la Seguridad.

Hay varios libros que hasta con títulos poéticos  como “Mares de cocaína”, de Ana Lilia Pérez  (una estremecedora investigación acerca del tráfico de drogas en cientos de rutas náuticas) o “Campos de amapola”, de Lolita Bosch, (a la vez poética e incisiva), describen países atrapados por el narcoterrorismo. O el libro que recientemente me fuera obsequiado,  del abogado penalista argentino Marcos García: “Drogas para Nadie: Narcotráfico, crimen de lesa humanidad”, producen zozobra y no dejan lugar a dudas que nos encontramos  ante crímenes perversos que atacan a la Humanidad en su conjunto

El poder que un dirigente ejerce, es de servicio; debe suscitar esperanza  y vida en los ciudadanos. Si un político origina lo  contrario: impotencia y desánimo,  pues ha perdido su esencia de político. Por ello debemos tener  una actitud creativa y motivarnos  para superar el sentimiento de impotencia: sepamos cómo votar en estas elecciones. Continuar leyendo

El oficialismo ignora la realidad y desconoce el mundo

El Gobierno nacional, y en especial Aníbal Fernández con sus afirmaciones sobre pobreza y su comparación con Alemania, han ignorado a muchas personas que necesitan atención y ayuda. Parafraseando a Bertolt Brecht: “A los unos los alumbra la luz, y no se ve a quienes quedan en la sombra”. ¡Por favor, no se olviden de los que están en la sombra! Desconocer que hay personas que sufren y las que se las debe ayudar y fortalecer es materia primordial de derechos humanos.

El 3 de octubre de este año, Alemania celebra el 25 aniversario de la reunificación alemana, empezando el camino solidario de sellar la grieta profunda que la tenia dividida. Un proceso que todavía no está terminado, pero al que ha sabido añadir esfuerzos por una Europa unida, enfrentando cada día desafíos de hallar con el mundo respuestas a los grandes problemas .

Manifestar que tenemos menos pobreza que Alemania es desconocer el mundo y debería ser causa para que evalúe presentar su renuncia: toda persona formada sabe que Alemania es un fuerte actor económico, contribuyendo en buena parte al PBI de la Unión Europea. Un cuatro por ciento de las inversiones directas a nivel mundial va a parar a Alemania: en el año 2008 alcanzaba los 12 mil millones de euros. Es el tercer país que aporta en la cooperación para el desarrollo de otros países, ha generado 80 Premios Nobel, las pymes conforman el corazón de su economía. El 25% de la demanda eléctrica es cubierta con energías renovables, dando trabajo a casi 400.000 personas. Existen 330 oficios reconocidos, logrando que la formación dual (formación vocacional que combina teoría y práctica en escuelas de oficios y empresas) ha sido la receta para un bajo desempleo juvenil. Sólo para ejemplificar, Baviera tiene un 3% de desempleo juvenil, siendo Berlín el estado con desempleo más alto con un 10%, pero inferior al 50 % de desempleo juvenil de Grecia (similar a nuestro país) y 40% de Italia. Los oficios ocupan el doble de fuerza de trabajo que la industria.Tienen en claro que el bienestar debe servir para afianzar el estado de Derecho, equilibrar las injusticias sociales y mantener la paz.

Si se puede hablar de una “pobreza en Alemania” es la de la baja tasa de natalidad, que desde hace 10 5 años retroceden los nacimientos, es una sociedad “vieja”. Y esto les preocupa y los ocupa porque su fuerte, la innovación, depende de la posibilidad de formar jóvenes. Lo que a su vez representa una buena oportunidad para nuestros país: con nuestras jóvenes resultamos fuente de vigor e ideas, por lo que un intercambio y cooperación seria beneficioso para los dos países. Argentina saldrá ganando si preguntamos cambiamos la pregunta de cuántos años ha cumplido alguien y nos fijamos más en tantos adultos mayores que realizan un trabajo valioso. Siempre me impresiona el vigor con que las personas mayores en Alemania asumen responsabilidades en su sociedad y colaboran en hacer el bien; por ejemplo, como asesores de jóvenes emprendedores, como tutores en escuelas o como miembros de Consejos e Instituciones. Estas personas mayores ya saben lo que los jóvenes todavía deben aprender, se valora una palabra: experiencia. Y la combinación con los jóvenes, es lo que los vuelve virtuosos.

Tomemos el tema de la crisis económica y financiera que tanto ha ocupado al mundo, desde entonces ha pesado y pesa sobre el Gobierno Federal alemán una gran responsabilidad. Gracias a decisiones rápidas y certeras se ha conseguido amortiguar las consecuencias de la crisis. Y para ello ha resultado fundamental el diálogo entre jóvenes y mayores. Muchos han contribuido a ello los agentes sociales, empresas con visión de futuro y sindicatos responsables. Y el Gobierno no ha caído en enfrentamientos estériles sino procurado aunar esfuerzos; porque ese y no otro es el fundamento de su economía social de mercado. Existe un componente de responsabilidad, más allá del ánimo de lucro sustentado en la ética y la moral. Esto los distingue de una sociedad de “todos contra todos”, del capitalismo depredador y de populismos empobrecedores con “sensación de riqueza y realidad de pobreza” Los enemigos no son aquellos que piensan distinto, sino la ignorancia, la pobreza, la injusticia y la falta de inclusión.

El respeto por las instituciones se nota de tal modo, que en un reciente viaje organizado por la Fundación Adenauer a Alemania, un grupo de políticos argentinos fuimos recibidos por uno de los miembros de la Presidencia del Banco Central alemán, y por la vocera adjunta de la canciller Angela Merckel, mientras que en mi propio país sigo esperando que me reciba el presidente del Banco Nación y que me contesten pedidos de informes al Ejecutivo. Como me lo definiera un joven diputado alemán de la CDU: “Los alemanes tienen muchas debilidades, pero han logrado formar un grupo de políticos capaces de consenso, en pos del bienestar del ciudadano”.

El reclamo por la libertad en Cuba tiene cara de mujer

Hace dos semanas, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, anunció el restablecimiento de las relaciones diplomáticas con el gobierno cubano y ciertas flexibilizaciones comerciales, luego de más de dos años de negociaciones secretas entre ambos países. La oposición y la sociedad civil cubana quedaron fuera de estas conversaciones, a pesar de sus largas y trágicas luchas.

Sin lugar a dudas toda apertura económica de una nación es buena, pero debe ser acompañada por un reconocimiento real del pleno ejercicio de los derechos humanos para que cada individuo que viva en Cuba sienta lo bello que es la libertad.

Resulta imprescindible, en este sentido, escuchar a aquellas mujeres que no especulan con prebendas, sino que no han dudado en alertar al mundo que las dictaduras mutan para continuar en el poder, sin tener que hacer concesiones importantes.

¿Cómo podemos ignorar la petición de la hija de Payá, que clama por esclarecimiento del asesinato de su padre? Rosa María afirmó, en una carta a Obama, que “hace poco más de dos años la seguridad del Estado cubano provocó el atentado que terminó con la vida de mi padre, Oswaldo Payá, Premio Sajarov del Parlamento Europeo, y del joven Harold Cepero, y el Gobierno cubano se niega a permitir una investigación independiente de los hechos. Ni siquiera ha entregado el informe de autopsia a mi familia”.

Tampoco podemos olvidar el pregonar de las Damas de Blanco, que continúan luchando a pesar de las persecuciones, encarcelamientos, golpes, amenazas y hasta el fallecimiento en 2011, en circunstancias dudosas, de su líder fundadora, Laura Pollán.

Resulta esclarecedora la advertencia de la neurocirujana cubana Hilda Molina, quien luego de un prolongado calvario obtuviera el permiso para arribar a Argentina a fin de poder cuidar a su enferma madre hasta su fallecimiento hace un año atrás. La Dra. Molina señaló “considero mi deber desmentir la propaganda que han diseñado (muy bien por cierto) con el propósito de que el mundo crea que los Sres. Castro son ahora demócratas. Ese régimen continúa devastando a mi país y sigue siendo un peligro para América Latina”.

Por su parte, la bloguera Yoani Sánchez explicó que el régimen cubano no realizó ningún acuerdo o compromiso: “Falta un cronograma público con el que se logre comprometer al Gobierno cubano a seguir una secuencia de gestos a favor de la democratización y del respeto a las diferencias”.

El interés económico manifiesto en las decisión tomada por Estados Unidos con respecto a Cuba seguramente también tiene el sentido estratégico de ir habilitando las relaciones, teniendo en cuenta las obras en el Puerto del Mariel, de dimensiones sobresalientes, apto para grandes contenedores, que servirá para incrementar el comercio a través de los canales de Panamá y Nicaragua. Sabemos que el dinero es lo más sensible en el devenir de un país, es lo primero que se escabulle o lo primero que vuelve a entrar.

Un beneficio concreto para las familias cubanas es que podrán recibir 5 veces más dinero en remesa desde el exterior. Teniendo en consideración que hoy que hoy el 65% de las personas reciben esta ayuda de sus familiares que emigraron, esta medida podría marcar una diferencia. Sin embargo, todo esto debe ir acompañado por avances en el otorgamiento de derechos, como el de asociación, el de libertad de expresión y de prensa, la implementación de elecciones libres y el desmantelamiento del partido único.

Occidente ha tenido durante décadas una deuda pendiente con los cubanos. Tenemos que lograr un compromiso verdadero con los ciudadanos de aquel país y con sus demandas, transformando solidaridades simbólicas en acciones reales y con efectos en la práctica. Hay que propiciar que cada cubano sea capacitado y fortalecido en una vida en libertad. De lo contrario, seremos cómplices de haber desperdiciado una oportunidad histórica.

El nuevo Código consagra el desamparo de las victimas

Nuevamente el oficialismo, en una genialidad discursiva, intenta tergiversar la realidad. Analizando el nuevo codigo, me embarga una “sensación” de impunidad.

La media sanción de la reforma del código procesal penal, logrado ayer en el Senado, deja desamparada y sin alternativa de buscar justicia, a las victimas y sus familias, coartan la posibilidad que busquen revisar fallos absolutorios, y absuelven de “por vida” a funcionarios corruptos .

¿Porqué no atacamos la cosa juzgada irrita (Art. 5 del CPP)?

La única estrategia clara del Gobierno pareciera estar en consagrar su impunidad. El proyecto de reforma del Código Procesal Penal es un avance en este sentido, especialmente por la aplicación de la cosa juzgada írrita, del Artículo 5º. Persecución única, que dice “Nadie puede ser perseguido penalmente ni condenado más de una vez por el mismo hecho. No se pueden reabrir los procedimientos fenecidos, salvo la revisión de las sentencias en favor del condenado.

¿Por qué solo se piensa revisar la cosa juzgada en caso de condenados y no de absueltos, cuando se demuestre que la sentencia absolutoria fue fraudulenta? ¿Se estará buscando beneficiar que no reabran causas donde fiscales y jueces dan impunidad a sus amigos?

Pensando sobre los interesantes precedentes y el debate de la cosa juzgada írrita, recordé que esta misma Corte ya dejó sin efecto sentencias firmes absolutorias , y ante un fallo de la Corte Interamericana de DDHH, para evitar que “no haya impunidad”, y que los familiares de las victimas puedan tener “justicia” (casos “Mazzeo” y “Simon”).

Asimismo esta media sanción es contradictoria con fallos recientes de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, ya que ese tribunal internacional, en el fallo Gutierrez, reconoció de manera explícita que se pueden reconocer excepciones en contra del imputado” y por ende, esta reforma resulta inconstitucional por que los tratados de DDHH -con su interpretación por la corte IDH- tienen rango superior a las leyes.

Por ello no termino de entender, ¿el oficialismo levanta la bandera de los derechos humanos para unos cuando le conviene pero la deja caer para otros?

El 14 de agosto del 2013, la Sala Segunda de la Cámara de Casación Penal rechazó el recurso de la defensa del ex Juez federal Juan José Galeano contra la decisión de la Sala Primera de la Cámara Criminal y Correccional Federal, que en junio del 2007 (con una mayoría integrada por los jueces Gustavo Bruzzone y Jorge Luis Rimondi) dictó la nulidad por cosa juzgada írrita del sobreseimiento de Galeano, expedida diez años antes, procesándolo por peculado”.

La resolución de la Cámara fue recurrida por la defensa de Galeano ante la Corte Suprema de Justicia y el expediente se encuentra hoy para dictamen en la Procuración General del alto tribunal. La resolución final que adopte la Corte en este caso es de importancia crucial para la viabilidad de las causas relacionadas con la corrupción del gobierno kirchnerista desde el 2003 a la fecha.

Si la Corte confirmara el fallo de Cámara, abriría la puerta para analizar numerosos casos de sobreseimientos de funcionarios de este Gobierno. Estaría en juego, por ejemplo, la nulidad del sobreseimiento dictado por el juez federal Norberto Oyarbide en diciembre del 2009 favoreciendo al entonces matrimonio Kirchner en la investigación de su presunto enriquecimiento ilícito.

El “combo” de batallón de fiscales nombrados por Procuradora Gral oficialista, jueces amigos y la imposibilidad reveer sentencias absolutorias fraudulentas, resulta más que atractivo para delincuentes.

Tal vez si todos leyeran bien la reforma propuesta, se comprendería mejor los riesgos para las víctimas y para nuestra sociedad que la modificación conlleva: las mismas verían como una sentencia absolutoria fraudulenta deja en libertad no solo casos de corrupción, sino también violaciones, asesinatos y el siniestro de Once.

Mi encuentro con Malala

Me recuerda a una paloma de la paz herida. Quizás también así de lastimada se encuentre  la paz en nuestro planeta. Pero el comité noruego con esta elección sin dudas ha querido dar un mensaje de esperanza. Malala Yousafzai con solo 17 años se convirtió en la persona más joven en recibir el Nobel de la Paz. Ella es brillante, responsable y humilde. 

Su carita fue restaurada minuciosamente  por cirujanos  para restablecer sus rasgos originales luego del cruento atentado del que fuera objeto por parte de talibanes. Ese  9 de octubre de 2012 en que la arrinconaron en un colectivo escolar y le dispararon directamente en la cara,  le cambió la vida. Le  arrebataron su candidez pero no lograron torcer su espíritu. Al contrario lo fortalecieron y la elevaron a ese nivel sublime donde sólo llegan almas nobles.

¿Que llevó a una niña de 11 años a compartir bajo un seudónimo  su diario con la emisora BBC? “Necesitaba compartir las injusticias de mi amada patria y difundir el calvario que para mujeres y niñas significaba vivir bajo el estricto orden taliban, que prohibe penalmente  la educación y capacitación para mujeres” comentó en un encuentro al que tuve la suerte de asistir en Inglaterra

También admitió que espera poder volver a su tierra. No hay aparición publica en la que no asevere que desde donde le toque estar, seguiría defendiendo las causas de las niñas . Y resalta el apoyo incondicional de su padre, en un profundo agradecimiento porque “no me ha cortado las alas y me deja volar”.

Esta paloma de la paz ha logrado entrar en la Casa Blanca, tomar el te con la reina de Inglaterra, fascinar a un auditorio colmado en la ONU con una soltura admirable. Malala tuvo que pelear por su vida, y hoy pelea por la vida de los demás. Hoy 66 Millones de niñas no tienen acceso a educación; 4 de cada 5 personas son objeto de trata de personas, son niñas, se lee en la pagina de su fundación .“Sólo nos dimos cuenta de lo importante que nuestra voz es cuando estamos silenciados”, escribió en su libro “Yo soy Malala”

Nuestro vapuleado mundo necesita de ejemplos inspiradores como  Malala Yousafzai y Kailash Satyarthi, de quienes sabemos no claudicarán en su lucha. Nuestra responsabilidad es asegurarles democracias fuertes, libres  y justas para que puedan desarrollarse y difundir su mensaje , ayudando a forjar un mundo mejor.

Un legado de fraternidad

“Un frente cerrado de nubarrones se había posicionado durante décadas ante la estrella de la unidad alemana. De repente, por un tiempo muy corto, se logró traslucir un halo de luz a través de la densidad de las nubes y dejaron vislumbrar la estrella. ¡Y nosotros nos aferramos a ella!”. Con estas palabras, el canciller Hans Dietrich Genscher resumió lo sorpresivo y veloz de los acontecimientos que llevaron a la unificación entre 1989 y 1990. En 10 meses se logro más que en 10 años.
Hace 25 años del derrumbe de un muro que dividió a una nación involuntariamente y que aisló a un ciudadano del otro.

Dicen los berlineses que aquel muro de 160 kilómetros y tres metros y medio de altura se cayó por su propio peso, por la ineptitud de los Gobiernos nacidos tras el telón de acero en la Europa del Este, por la represión de las libertades democráticas y por la sublevación lenta pero inexorable de los ciudadanos.

Fue el resultado de un movimiento multidisciplinario, que comprendía grupos grandes y pequeños, pero todos inmenso por su significado y coraje. Incluso se puede decir que se inició con los movimientos de resistencia alemana al nazismo, en los que palpitaba un profundo rechazo al totalitarismo Me viene a la memoria la Rosa Blanca: fue el más representativo entre los grupos estudiantiles y universitarios, el Grupo Schumann, el Círculo Chug Chaluzi (fundando por jóvenes judíos que logaron escapara a la deportación), la resistencia en las iglesias cristianas, donde luteranos y católicos se unieron frente al horror y a la injusticia, la Orquesta Roja y tantos otros.

Por ello esta fecha permite recordar un engranaje fundamental de la historia, que no sólo no debe desaparecer, sino nos debe motivar. Simboliza coraje, consuelo y esperanza. No solo significa la concreción de la unión de un pueblo, involuntariamente dividido, sino la recuperación de los derechos humanos. Logró demostrar que la ciudadanía puede enfrentarse a situaciones adversas defendiendo principios democráticos y existenciales, dando fin a una guerra fría y un sistema que impedía a los ciudadanos vivir libremente

Los alemanes han entendido que la reunificación implica una responsabilidad, un deber de mantenerse unidos como pueblo, y también de mantener unida y en paz a Europa y al resto del mundo. Estoy convencida, que los políticos que solo representan los intereses de su propio país no lograrán que el mismo prospere en soledad: solo en la comunión y en la interacción con el otro, está la grandeza. Debemos fortalecer la fraternidad mundial.

Por ello este festejo es también una invitación, en especial a los jóvenes, que conocen la caída del muro sólo por documentos históricos. Y una invitación personal a cada uno de los argentinos, aquellos que sentimos que nos quieren levantar un muro para separarnos unos de otros, y aislar a nuestra nación de gran parte del mundo, en especial de aquella de la que provinieron nuestras familias. Logremos deliberar acerca del futuro de nuestro país y a formar parte en su construcción. Recuperemos las convicciones de aquellos que forjaron nuestra patria, que vieron en ella un sentido democrático, republicano y federal.

Y debemos ser solidarios con Latinoamérica y con el resto del mundo, tal como lo fueran San Martin, Bolívar, y tantos otros, que no dudaron en luchar por pueblos libres y justos. Y tal como se logró derrumbar el muro de Berlín al traslucirse un halo de luz a través de la densidad de las nubes, busquemos averiguar qué nos une y la convivencia en nuestro país será más humana y al mismo tiempo más fecunda.

Una nueva embestida contra la libertad

El Poder Ejecutivo Nacional envió al Senado un proyecto que busca la modificación de la Ley de Abastecimiento. Si bien todo el tiempo el Gobierno insiste en que no hay vínculos con las leyes chavistas, el hijo de Nicolás Maduro pasó por Argentina y se reunió con legisladores oficialistas y con la presidente para explicarles la experiencia de normas similares en su país con respecto a controlar a las empresas. Asimismo, Francisco Martínez, el vicepresidente primero de Fedecámaras de Venezuela, afirmó que el proyecto argentino “tiene básicamente el mismo corte de control de precios”, mediante la actuación arbitraria del Estado.

En la nación caribeña, la llamada “ley de precios justos” tuvo resultados desastrosos, generando desabastecimiento, el cierre de numerosas empresas, la aparición de un enorme mercado negro y perjudicando totalmente la productividad y la inversión. El próximo paso es el racionamiento de lo que cada ciudadano pueda comprar, reflejo de la “libreta” cubana.

¿No deberíamos aprender de las circunstancias, buenas y malas, vividas por otros? ¿Queremos sumar otra inclemencia a la ya maltratada situación argentina?

Imagino que, de ahora en más, el kirchnerismo deberá pedir lecciones a los funcionarios bolivarianos acerca de cómo aumentar cada vez más la pobreza, la inseguridad, el desempleo, la inflación. Y, por supuesto, sobre la mejor forma de que la democracia retroceda, algo en que el chavismo y ahora el madurismo son expertos.

Nuestro Congreso, además, iba a recibir el martes 2 de septiembre a Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea Nacional venezolana, donde haría una disertación sobre la maravillosa gestión de Maduro. Seguramente enterado de que se realizarían protestas y repudios, canceló a último momento su visita a Argentina.

Espero que más diputados y senadores se sumen a la denuncia presentada ante la Corte Penal de la Haya contra las autoridades de Venezuela -entre los que se encuentran Maduro y Cabello- por violación de los derechos humanos, la cual ya cuenta con más de 300 firmas de legisladores latinoamericanos y europeos.

No nos podemos quedar de brazos cruzados ante esta década del saqueo que aún no ha terminado.

El Colón para los trabajadores

Existen muchas personas a las que les encanta hablar de cómo mejorar las cosas, o que recomiendan cómo hacer  una buena política.

Y también hay personas que realmente hacen algo positivo, sin vueltas, de forma directa. Reemplazan el discurso por hechos. Pragmáticos, con real sentido social, buscan implementar el tan pregonado concepto de integración.

Esta vez no fue la música lo que más me conmovió en un concierto en el Coĺón,  que sin dudas fue bella y majestuosa. Sino alzar la vista y encontrar los palcos repletos de camperas y niños inquietos que volteaban tímidamente para identificar a familiares y amigos, robándole un sonido al silencio para compartir un comentario de asombro.

Los murmullos no resultaron molestos, ni tampoco alguna  que otra exclamación o pregunta con vocecita infantil, que enmarcaban de forma deliciosa  los acordes interpretados  por la  Camerata Bariloche.

Resultó emocionante descubrir que en la platea los sacos oscuros y corbatas de marca fueron reemplazados por camperas coloridas, y que alguna mamadera tuvo su ópera prima en el Colón.

Esta vez trabajadores y sus familias no fueron convocados para manifestarse o participar de una jornada de protesta o acto sindical. Fueron homenajeados en un concierto un sábado 24 de mayo a la mañana, día de antesala de nuestra gran revolución.

El final con Astor Piazzola fue el toque porteño al repertorio clásico, con el que se logró de los que muchos recitan una democratización de la cultura.

Imaginaba que Eva y Victoria Ocampo se daban la mano y finalmente compartían sus anhelos.

El perfume importado y los labios cuidadosamente delineados, incluso algunos retocados por botox, cedieron ante aromas diferentes, algunos frescos, otros más recargados, piercings y tatuajes destacados.

El 95% del público presente nunca había pisado el Colón, y muchos no habían escuchado música clásica. No vinieron por la “Coca y el pancho” sino para que Vivaldi, Mozart y Tchaikoswsky hicieran sentir a las niñas como princesas; a los jóvenes como caballeros armados luchando contra dragones. Y para que los trabajadores vivenciaran que los genios musicales también compusieron para ellos.

Pispear como una pareja de adultos mayores entrelazaban sus manos, mientras las música mecía sus vidas, me “piantó un lagrimón”.

Que sirva como motivación para nuestra convivencia patriótica integradora.