Una grave amenaza a la paz y a la seguridad internacional

Corea del Norte realizó el lanzamiento de un misil de tecnología dual de largo alcance en contravención de múltiples resoluciones del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas en lo que constituye una nueva grave amenaza a la paz y a la seguridad internacional. El hecho ha extremado la alerta militar en Corea del Sur, Japón y China y ha merecido la máxima condena regional y global. El Secretario General de la ONU instó a Pyongyang a “detener acciones provocadoras”.

Desde 1998 Corea del Norte se encuentra avanzando en tecnología nuclear y espacial con programas que combinan los lanzamientos periódicos de misiles y los ensayos nucleares. Un cohete balístico de las características anunciadas adquiere dimensión preocupante por haber efectuado cuatro pruebas subterráneos de armas nucleares previas (2006, 2009, 2013 y 2016), la última supuestamente de una bomba de hidrógeno. La frecuencia e intensidad de esos registros permiten estimar que Pyongyang cuenta con un arsenal nuclear de aproximadamente una docena de bombas lo suficientemente efectivas y letales para ser una amenaza concreta para Corea del Sur y Japón. También para Estados Unidos al disponer de un misil balístico capaz de alcanzar California y las Islas norteamericanas del Pacífico.

El nuevo desafío norcoreano pone a prueba la llamada “diplomacia nuclear” de Pyongyang tendiente a negociar un marco que le permita la supervivencia del régimen y obtener ayuda humanitaria. Poco después del primer ensayo de un arma nuclear, en 2006, logró un principio de acuerdo a seis bandas (China, Rusia, Estados Unidos, Japón y Corea del Sur) destinado a detener el programa nuclear a cambio de reconocimiento diplomático, petróleo y asistencia alimentaria. El compromiso cayó en el 2008 por las dificultades de verificación del proceso de desarme tecnológico.

Es de imaginar que las dos últimas provocaciones norcoreanas (el ensayo termonuclear y el del reciente misil) intentarían retomar el ejercicio diplomático frustrado. La duda es si las potencias que intervinieron en el ejercicio a seis bandas estarán dispuestas a semejante chantaje. La reacción preliminar de China y Rusia no parecen ofrecer esa alternativa.

Estados Unidos, por su parte, se prepararía para la eventualidad de una confrontación ya que Pyongyang ha denunciado el armisticio de 1953. La respuesta sería desplegar el sistema antimisiles THAAD (Terminal High Altitude Area Defence) en la Península coreana. Entre los problemas que enfrenta esa iniciativa es la resistencia de China y Rusia que consideran que el sistema antimisiles anunciado podría eventualmente estar simultáneamente dirigido contra ellos.

Estas circunstancias muestran lo delicado de la situación. También lo importante y urgente de que la comunidad internacional ponga un límite definitivo a las actitudes amenazantes de Corea del Norte y evitar, a la vez, que la problemática de seguridad entre las dos coreas se traslade peligrosamente a gran parte de Asia.

Fin de medio siglo de enfrentamiento en manos de la ONU

Colombia se encamina a concluir un plan de paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FARC) para poner fin a medio siglo de enfrentamientos y acciones terroristas con 250 mil muertos, 40 mil desaparecidos y 5 millones de personas desplazadas. Tras tres años de negociaciones en Cuba, un acuerdo integral asoma como posible. En este contexto, las partes han acordado solicitar que una misión de observación de la Organización de las Naciones Unidas verifique el inminente desarme de las FARC y el cese definitivo de fuego y hostilidades.

La misión solicitada a la ONU estaría integrada por expertos de países miembros de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac). A diferencia de las Fuerzas de Paz de la ONU, conocidas como Cascos Azules, la misión no estaría integrada por cuerpos militarizados. Los participantes no portarán armas ni tendrán una función policial o militar. Se tratará principalmente de una presencia política de observación, con el mandato de monitorear y verificar los compromisos asumidos por las partes. Las características de la misión serían definidas por el Consejo de Seguridad de la ONU, también su duración, estimada inicialmente en doce meses. En principio, el costo sería asumido por las Naciones Unidas. Continuar leyendo

La incertidumbre del crudo

El precio del barril del petróleo se volvió a desplomar a mínimos de hace más de una década ante la sobreabundancia de la producción mundial. En noviembre las extracciones de la Organización de Países Productores de Petróleo (OPEP) alcanzaron los 31,57 millones de barriles diarios y superaron en más de un millón el límite acordado hace un año. Las exportaciones de Libia marcaron ese desborde. Estados Unidos se aproxima a los 9,2 millones de barriles diarios. Esa sobreoferta podría ampliarse en la eventualidad de que Irán se incorpore al mercado, de producirse el levantamiento de las sanciones como resultado del acuerdo nuclear. Sin embargo, la capacidad misilística iraní podría postergar esa disponibilidad adicional de crudo.

La baja del precio, tras la reducción de la demanda de China y Europa, refleja el grado de confrontación entre los miembros principales de la OPEP. La última reunión en Viena no pudo acordar un límite a la producción. En gran medida el impasse es resultado de la rivalidad entre Arabia Saudita e Irán y la escalada de tensión entre ambos. También por la nueva dinámica de la guerra en Siria y la creciente presencia militar de Rusia. En ese contexto, Arabia Saudita no parece dispuesta a que Irán o Rusia mejoren sus alicaídas finanzas frente a las exigencias de los respectivos gastos militares. Continuar leyendo

Corea del Norte: ensayo nuclear de preocupante dimensión militar

El ensayo de una bomba de hidrógeno por parte de Corea del Norte es de enorme gravedad para la seguridad mundial y merece la mayor condena por parte de toda la comunidad internacional. Hasta ahora Pyongyang había realizado tres pruebas nucleares (2006, 2009 y 2013), en contravención al Tratado de No Proliferación de las Armas Nucleares (TNP), utilizando para la reacción atómica núcleos de fisión con material fisionable (uranio, plutonio o ambos). Se estima que posee un arsenal nuclear calculado en aproximadamente media docena de armas nucleares de estas características. El nuevo ensayo, en cambio, otorga al arsenal nuclear norcoreano una dimensión militar mucho más preocupante.

El énfasis en la bomba H o bomba de fusión o termonuclear representa un peligro mayor por la alarmante capacidad de destrucción. Se trata de un artefacto  en el cual la energía proviene de la fusión (no de la fisión) de átomos ligeros (isotopos de hidrógeno) en núcleos más pesados. La energía máxima liberada no tiene, en teoría al menos, límite. Las más célebres han sido Ivy Mike y Castle Bravo probadas en la atmósfera por Estados Unidos en los atolones de Eniwetok y Bikini de las Islas Marshall en 1952 y 1954 respectivamente, y la Bomba del Zar, de una potencia de 50 Mt, ensayada en la atmósfera por la Unión Soviética en el archipiélago de Nueva Zembla, en el Océano Ártico, en 1961.

El ensayo de la bomba de hidrógeno norcoreana ha sido registrado por diversas estaciones sísmicas con una magnitud de 5,1 en la escala Richter. De acuerdo a especialistas, si la bomba del Zar de la URSS, la más potente arma nuclear jamás probada, hubiese sido ensayada a través de una prueba subterránea como la norcoreana hubiera tenido un registro aproximado de 7 puntos de la escala Richter. Este dato da una idea comparativa de la enorme potencia del ensayo efectuado por Corea del Norte. Es probable que el arma norcoreana detonada sea aproximadamente unas 800 veces más poderosa que la de Little Boy lanzada sobre Hiroshima.

Dadas las características expansivas y destructivas de la Bomba H, prácticamente todas las potencias que poseen armas nucleares (Estados Unidos, Rusia, China, Francia, Reino Unido, India, Pakistán e Israel) utilizan en la actualidad la fisión con diversa combinación de material fisionable. Esto significa, de confirmarse, que Corea del Norte poseería hoy el arma atómica de mayor potencia del planeta.

El tema es muy grave, entre otras razones porque en el 2013 Corea del Norte anunció la anulación del acuerdo de no agresión con Corea del Sur que puso fin a las hostilidades de la guerra de Corea. La cancelación del armisticio  de 1953 es en los hechos una situación de guerra tal como lo ha reconocido el régimen de Pyongyang al señalar “que se siente legitimado a actuar en consecuencia”.

En este contexto, el cuarto ensayo nuclear norcoreano es muy grave. No sólo viola el TNP sino además un número de resoluciones específicas del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas respecto del programa militar nuclear y misilistico de  Corea del Norte. Es importante y urgente que ante este nuevo grave desafío norcoreano la respuesta de la comunidad internacional sea global, categórica y firme. La desnuclearización de la Península Coreana es hoy, más que nunca, de la máxima prioridad.

Misión diplomática de la OEA

La Organización de los Estados Americanos (OEA) necesita iniciar en el 2016 un urgente proceso de renovación que le permita asumir el papel central como órgano que reúne a todos los países del hemisferio. Derivada de la Unión Panamericana y esta de la Unión Internacional de Repúblicas Americanas, enfrenta el reto de reivindicar la misión original establecida en la Carta y, entre otros, establecer un marco eficaz de distribución de responsabilidades con otros organismos relevantes, como la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (Celac) y la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur).

El debilitamiento de la OEA de los últimos cinco años conspira con el propósito de contar con un órgano capaz de responder a los variados problemas del hemisferio. Ningún otro organismo regional tiene el cuerpo jurídico, la estructura y los programas de cooperación y asistencia de la OEA. La Carta Democrática Interamericana, el sistema interamericano de los derechos humanos, integrado por la Comisión (CIDH) y la Corte de San José, son de vital importancia para América Latina. Las misiones de observación electoral son otro de los pilares con mayor reconocimiento internacional. Esos mecanismos, entre otros, han contribuido a través de décadas al prestigio de la institución. Continuar leyendo

Terrorismo internacional: el año concluye con un saldo alarmante

El 2015 ha dejado un saldo alarmante de víctimas del terrorismo internacional. Informes especializados indican que los mayores números se concentraron en Irak, Siria, Nigeria, Pakistán y Afganistán. Pese a que esos países encabezan las estadísticas, los golpes terroristas a París, desde Charlie Hebdo a los ataques simultáneos de noviembre, y a otras ciudades  como Beirut, Ankara, Copenhague, además del vuelo de Metrojet de Egipto a Rusia, entre otros, pone en evidencia el alcance de la amenaza así como del grave problema global que se enfrenta. Túnez, el único donde la llamada primavera árabe parece desembocar en una democracia, vivió el peor año de atentados desde la independencia.

La guerra terrorista desatada por el fundamentalismo islámico, no parece reconocer fronteras ni límites geográficos. El Estado Islámico ha incluido recientemente a 60 países de distintas regiones en la lista de eventuales blancos terroristas. México, por el momento, es el único de América Latina. Uruguay podría pasar a esa categoría por la próxima participación como miembro no permanente del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas. Brasil y Trinidad y Tobago han extremado medidas como consecuencia del número de nacionales reclutados por ISIS. Brasil además por ser sede en el 2016 de los juegos olímpicos. Colombia en virtud que uno de los responsables de los ataques en Paris estuvo en Bogotá en la víspera de los atentados. Continuar leyendo

Gobernabilidad venezolana

Venezuela se encuentra ante un nuevo desafío para fortalecer la democracia y la plena vigencia de los derechos humanos. En esta nueva etapa la cohabitación entre chavismo y oposición será central, aunque, en virtud del pasado reciente, nada sencilla. En 17 años en ejercicio del poder inaugurado por Hugo Chávez, el oficialismo ha ganado 18 de 19 elecciones. Ese dato estadístico pone en evidencia la importancia de que el ciclo que se inicia logre una convivencia sin sobresaltos. También advierte sobre las dificultades. La desvanecida diplomacia regional debería recuperar presencia y ser central para ayudar a Venezuela en la delicada aspiración de establecer armonía para alcanzar mayor institucionalidad democrática.

La última elección, que permite que la oposición tenga mayoría en la Asamblea Nacional, es una manifestación de que la ciudadanía venezolana reclama una evolución para que Venezuela supere la debacle económica y los abusos políticos. Sin embargo, ni la oposición debería desconocer el papel que conforme a la Constitución le corresponde al Ejecutivo ni el Gobierno el claro mensaje de las urnas. Continuar leyendo

Diplomacia regional paralizada frente al Gobierno venezolano

La situación en Venezuela estremece a toda la comunidad democrática internacional y, por el alcance de los últimos acontecimientos, necesita de urgente asistencia regional. El asesinato de un líder político opositor en víspera de elecciones legislativas no es un hecho aislado. El terrible suceso criminal, que no puede quedar impune, se da en medio de una serie de graves persecuciones contra diversos dirigentes en lo que parece ser una estrategia que procura amedrentar y generar un clima temor. Tampoco es aceptable que el Presidente de Venezuela siga poniendo a las movilizaciones piqueteras por encima de las urnas o amenace con no cumplir con el resultado electoral. La democracia en Venezuela se ha transformado en un lamentable ejercicio de fuerza, violencia y miedo. El pronóstico no puede ser más oscuro.

La magnitud de lo que está ocurriendo hoy en Venezuela, como la fractura de su sociedad, no permite que América Latina siga ignorando la situación. El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, ha señalado la necesidad de actuar ya, además de advertir sobre los riesgos de la escalada indeseable de violencia y la creciente violación a los derechos humanos. También ha afirmado: “Cada muerto en Venezuela duele en todas las Américas”. Continuar leyendo

Decisiones diplomáticas de última hora

No es de práctica diplomática habitual en el mundo que a pocos días del final de un mandato presidencial el Gobierno saliente designe nuevos embajadores. Tampoco es considerada como una decisión diplomática seria y responsable. Esas cuestiones no parecen preocupar a la actual conducción del Palacio San Martín, que se encuentra cubriendo un número de embajadas, sea que se encuentran vacantes, con los titulares próximos a la jubilación o al término de funciones previstas en la ley del servicio exterior de la nación. Los nombramientos tampoco responden a una necesidad de urgencia que no pueda esperar a que asuma en breve un nuevo Gobierno.

El argumento gubernamental es que las nuevas designaciones están siendo cubiertas por diplomáticos de carrera. Esa condición, aunque importante en sí misma, sin embargo no altera en nada el hecho de ser enviados por un jefe de Estado próximo a dejar la función, además de condicionar las decisiones del Gobierno entrante, que podría tener una preferencia diplomática funcional distinta. Es una falta de consideración al nuevo mandatario y hasta atenta contra el sentido común.

Además tiene claras implicancias financieras en el caso de que esas designaciones fueran revocadas por la nueva administración. De acuerdo con la ley del servicio exterior y el decreto reglamentario, la designación y el traslado de un embajador, como promedio, tiene un costo que oscila entre los sesenta y los noventa mil dólares, según el coeficiente de destino diplomático, los gastos de embalaje y flete, y la composición familiar del embajador designado. Continuar leyendo

El próximo Gobierno debe asumir una posición categórica contra el terrorismo

El terrible ataque terrorista a Francia es una nueva señal al mundo de las características de las amenazas a la seguridad que enfrenta la realidad global. Pone nuevamente en agenda la urgencia que Naciones Unidas auné esfuerzos de toda la comunidad internacional y acuerde estrategias y técnicas multilaterales de alcance mundial para frenar estas acciones criminales indiscriminadas y evitar que actos cobardes similares a los ocurridos en París tengan lugar en otras partes del mundo. También atentados en aviones como los sufridos recientemente por una aerolínea de Rusia en el Sinaí.

El Estado Islámico (ISIS), que hoy representa lo más sanguinario del terrorismo internacional, ya ha advertido sobre las intenciones de realizar nuevos atentados en distintos países. El grave problema que se enfrenta es uno que supera la compleja y delicada problemática de Medio Oriente y el Magreb. Tiene alcance global. Aproximadamente 30 mil yihadistas extranjeros se han unido al integrismo islámico que incluye a miles provenientes de Europa y distintas regiones asiáticas. También, aunque en menor escala, de América Latina. Un argentino fue detenido en España por reclutar combatientes. The Guardian ha informado oportunamente que una veintena de argentinos han muerto como yihadistas.

En este contexto, la lucha contra el terrorismo extremista del integrismo islámico no es un problema solo de Francia o reducido a unas pocas capitales que integran la coalición internacional u otras vertientes de la lucha en Siria o Irak. Es una cuestión prioritaria que atañe a todos los países y a todas las regiones del mundo. Tal como lo ha enfatizado Naciones Unidas, la seguridad de todos podría estar potencialmente en riesgo. Esto incluye a la Argentina que ya sufrió dos criminales atentados terroristas presuntamente de fuente externa de origen islámico. Sin embargo, Uruguay y Panamá han sido los únicos de América Latina y el Caribe que han reconocido la prioridad destacada por Naciones Unidas.

La posición asumida por la Argentina, lamentablemente, es interpretada como ambigua. En el 2014 al votar a favor en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas una resolución instando a tomar medidas para controlar el flujo itinerante de terroristas extranjeros en ISIS, la Presidenta de la Nación ironizo sobre la verdadera amenaza que representaba ISIS en una intervención que, por su carácter y tono, inevitablemente generó dudas sobre el grado del compromiso argentino contra el azote del terrorismo fundamentalista. También, entre otras consideraciones, al mantener vacante y sin personal apropiado la oficina de seguimiento temático contra el terrorismo internacional en el Palacio San Martin.

El próximo gobierno deberá asumir una posición clara y firme contra el terrorismo internacional. Esto significa, entre tras cuestiones, pronunciamientos categóricos y sin eufemismos. También una diplomacia responsable dispuesta a contribuir a la búsqueda de soluciones multilaterales tanto en Naciones Unidas como en los ámbitos regionales. El Papa Francisco en el Ángelus de este domingo denuncio la barbarie del terrorismo internacional y destacó, entre otros conceptos, que es necesario contribuir para detener este flagelo y que es una “blasfemia usar el nombre de Dios para justificar la violencia”.