Los cuatro principios del trabajo carcelario

“El trabajo en contexto de encierro, pese a estar enmarcado dentro de las garantías mínimas que la Constitución Nacional y las leyes nacionales e internacionales prevén para el trabajo en el medio libre, tiene sus propias especificidades y limitaciones que no se pueden dejar de lado.

La noción de garantizar a los encarcelados el “ trabajo como derecho, equiparado al medio libre” genera confrontaciones entre las normas que establecen la función penitenciaria y las que regulan el trabajo, en función de la diferente naturaleza jurídica , objetivos y finalidades.

La incorporación de nuevas modalidades de trabajo en contextos de encierro debe estar atentamente legislada, debe contener los incentivos adecuados y enmarcarse en los cuatro principios del trabajo carcelario, que surgen de los dos reglas mínimas del tratamiento para reclusos a) debe atender a la resocialización, b) organizarse de manera similar que en el medio libre, más c) constituye un derecho del interno y puede ser una obligación para el condenado y d) tiene carácter formativo. Continuar leyendo

Caso Galliano: la condena a José Arce y su madre

Este mediodía conocimos el fallo del Tribunal en lo Criminal Nº 1 del Departamento Judicial de Zárate-Campana, en la causa que se le siguió a José Arce y su madre Elsa Aguilar, además de las procesados Gabriel y Paulo Leguizamón, por el delito de homicidio doblemente calificado de Rosana Galliano el 16 de enero de 2008, por ser cometido con el concurso premeditado de dos o más personas y por el vínculo.

Con el fallo en la mano, podemos analizar qué criterio y valoración de la prueba recolectada llevaron adelante los magistrados intervinientes Daniel Ropolo, Elena Barcena y Raquel Slotolow.

Cinco cuestiones son aquellas que los jueces analizan y acerca de las cuales se expiden: en primer lugar la relacionada a la autoría o participación de los hermanos Leguizamón en los hechos que se investigan. El fiscal, con la conformidad posterior del particular damnificado, solicitaron la absolución de dichos imputados, al no haberse podido probar su culpabilidad, entre otras cuestiones al no ser reconocido por los diferentes testigos, prestar éstos diferentes y contradictorias declaraciones, no haber asistido al debate, etcétera.

En su alegato, el fiscal Castaño planteó claramente que se investigue al primer abogado que José Arce tuvo en el proceso, Ramiro Rua, con cuyo patrocinio se presentó Arce como particular damnificado, a inicios de 2008. Además, solicitó se investiguen sus teléfonos, al estar vinculado con distintas personas de nacionalidad paraguaya que habrían tenido una intervención próxima al hecho, segundos antes y minutos después, conforme ña pericia del sistema VAIC de rastreo y entrecruzamiento telefónico. De allí, todos los caminos conducen a Arce, quien organiza todo a través de su teléfono celular y el de su casa con Rua.

El tribunal resolvió la absolución de los hermanos Leguizamón, conforme marca la normativa procesal.

Ahora bien, yendo al análisis de los hechos en torno a Arce y su madre, el tribunal entiende probado que ambos y otras personas aún no identificadas, con división de tareas, premeditamente se pusieron de acuerdo para matar a Rosana Galliano, planeando el suceso, realizando distintos aportes de dinero y métodos, con más amenazas anteriores que hacían presumir el desenlace, en palabras de los jueces, una “crónica de una muerte anunciada”.

Aparte del motivo pasional, se suman intereses económicos, dado que el imputado Arce debía realizar la división de los bienes gananciales con su ex esposa. Sobre el ataque, señala que la víctima no tuvo posibilidad de defenderse o atinar a hacer algo para evadir el ataque al que fue sometida.

Se menciona también el “desparpajo” del imputado ante la magnitud de la noticia, elucubrando un robo que nunca existió, transformándose en un indicio de mendacidad en su contra.

Concluyen marcando una “verdadera coautoría funcional”, en la cual cada uno de los intervinientes en un hecho ilícito es coautor del todo, aunque el dominio completo resida en manos de varias personas, quienes actuando de manera conjunta, tienen cada una de ellas en sus manos el destino del hecho, probado que se trató de un asesinato por encargo.

El hecho fue finalmente tipificado como homicidio triplemente calificado, por el vínculo, por alevosía y por haberse cometido con el concurso premeditado de dos o más personas, con una condena en voto unánime de prisión perpetua, no ordenándose su detención, a entender del tribunal, por no existir peligro de fuga o entorpecimiento probatorio, habiendo siempre estos encontrádose a derecho.

Para concluir, me permito adherir en lo sustancial al fallo de 96 fojas que comentamos, discrepando en cuanto a la posibilidad de seguir gozando de libertad, ya que claramente la pena en expectativa y la disponibilidad económica tienden a claramente poder imaginar un idea de fuga en la mente de ambos condenados, y lo peor, que es poder concretarla.

Veremos el criterio a futuro de la Cámara de Casación, cuando llegue la causa a su conocimiento.

El caso Ángeles y la credibilidad de la Justicia

Desde el martes 11 de junio, cuando fue hallado en el Ceamse de José León Suárez el cuerpo sin vida de la menor Ángeles Rawson, la sociedad se vio conmovida y revolucionada por un caso con una trama macabra, que se investigaba desde el lunes 10 de junio en horas de la noche, cuando su madre denunció la desaparición de la joven y pidió una averiguación de paradero en la Comisaría 31 de la Policía Federal, correspondiente a su domicilio (Ravignani 2360). Tomaron intervención en la causa, por los turnos judiciales habituales, la fiscal de Instrucción Ana Paula Asaro, subrogante de la Fiscalía Nº 35, y el juez nacional de Primera Instancia en lo Criminal de Instrucción Nº 17 Javier Feliciano Ríos, quien en ese momento se encontraba de licencia y era subrogado por su colega Roberto Ponce.

En una intensa semana de investigación, en la que se trabajaron todas las hipótesis habituales de un homicidio, la fiscalía, por las consideraciones y elementos probatorios que son de dominio público, solicitó al juez subrogante la detención del encargado del edificio donde vivía Ángeles, Jorge Mangeri, quien defendido entonces por el defensor oficial de turno Carlos Garay -un experimentado funcionario judicial- se negó en dos oportunidades a prestar declaración indagatoria, haciendo uso de su derecho a hacerlo, pero desaprovechando ciertamente dos momentos procesales ante el juez para efectuar su defensa, evacuar citas para ser trabajadas, denunciar formalmente las lesiones de las fue supuestamente víctima, etc..

Continuar leyendo

Mapa de delitos: una contribución a la seguridad

Entendiendo la seguridad como uno de los pilares de cualquier sociedad. Es fundamental para poder mejorarla la interacción y el aportes de todos, por lo que hemos avanzando en la concreción de una iniciativa social tendiente a poder recolectar los datos de los diversos hechos delictivos acaecidos en especial en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y Provincia de Buenos Aires.

Las estadísticas nos hablan de un 80% de determinados delitos que no se denuncian en sede policial ni judicial, engrosando la conocida “cifra negra”, con las excepciones de los robos de autos, tenga o no cobertura de seguro, los hechos de piratería de camiones, en ambos casos motorizados por las obligaciones con las aseguradoras, algunos robos en domicilios, y no muchos más, salvo aquellos casos que se mediatizan y adquieren notoriedad.

Continuar leyendo

Caso barra de Boca: ¿es competente el juez que actúa?

Lejos quedó aquel 29 de agosto de 2011 donde se dio inicio al proceso penal en la comisaria 42ª por la agresión sufrida y posterior fallecimiento de Ernesto Cirino, frente a su domicilio de las calles Pieres y Caagazu, hecho por el que se encuentran hoy detenidos Gustavo Petronelli (vecino de la victima de referencia), Mauro Martín (el entonces líder de la barra brava de Boca “La 12” y cuñado del Patronelli) por su participación en el homicidio simple,  Maximiliano Levy (procesado por encubrimiento agravado), Pablo Migliore (en idéntica situación procesal, pero hoy excarcelado bajo caución real) y Claudia Pacheco.

En esta causa “madre” se encuentran prófugos desde el mes de enero pasado los imputados Maximiliano Mazzaro y Daniel Wehbe, quienes, según Martín, lo acompañaron en el auto al ser requerida su ayuda por su cuñado por un incidente menor vecinal con Cirino, siendo Wehbe el autor del golpe que finalmente terminara con la vida del mencionado Ernesto Cirino.

Continuar leyendo

Homicidio-aborto: el fallo del caso Carolina Píparo

En el día de ayer hemos conocido, en unas 80 fojas, los fundamentos y fallo del caso Carolina Píparo, por parte del Tribunal Oral Criminal 2 de La Plata, luego de más de dos meses de debate oral, por aquel hecho producido en julio del 2010 que terminara con la vida de su bebé Isidro, más graves lesiones a Carolina y el robo de sus pertenencias.

A la etapa de juicio habían llegado siete imputados, seis de ellos detenidos y uno en libertad, con la adjudicación de diferentes roles, en el requerimiento de elevación de juicio del fiscal de Instrucción Marcelo Romero, quien luego, por licencia de su titular, actúa en la etapa de debate.

Continuar leyendo

Caso Aliverti: la acusación alternativa o subsidiaria en materia penal

El sistema jurídico existente en la Provincia de Buenos Aires estructura el proceso penal teniendo como base el sistema acusatorio. Esto quiere decir que el Estado elige qué bienes jurídicos son dignos de tutela en aras al bienestar común e interés general, decidiendo en última instancia qué conductas son configurativas de delitos. Por otra parte, monopoliza la fuerza pública, cargando con la función de aplicar las sanciones preestablecidas frente al acaecimiento de las conductas referidas anteriormente. Es por ello que existe un órgano acusador por excelencia, el Ministerio Público, cuya función es regulada por los distintos códigos rituales.

Al órgano acusador se le delega la delicada tarea de determinar un acontecimiento histórico imputado, como situación de vida ya sucedida (acción u omisión), poniéndolo a cargo de alguien como protagonista, el cual (sobre la base del achaque) deberá ejercer su defensa. Entendemos que esta tarea es delicada pues sobre ella girará tanto el principio de congruencia como el non bis in idem, principio legal que impide juzgar a una persona dos veces por el mismo hecho. Es por ello que la ley procesal penal, al regular los requisitos de la acusación, lo hace de modo minucioso reclamando, entre otros extremos, que ella contenga una relación clara, precisa, circunstanciada y específica del hecho que se atribuye al perseguido penalmente.

Continuar leyendo

Las cámaras ocultas, ¿sirven como prueba en un juicio?

La eficacia de las cámaras ocultas como medio de prueba ha suscitado muchos debates doctrinarios y jurisprudenciales.

Para algunos doctrinarios, la cámara oculta no presenta ninguna controversia y se equipara a cualquier otro medio probatorio, con la condición de que no existan adulteraciones y/o no se haya provocado “forzadamente” la declaración de la persona investigada.

Continuar leyendo

Caso Migliore: prófugos y prescripción de delitos

Estos días, en la primera plana de los diarios deportivos, paginas policiales y portales de Internet se encuentra la causa penal que por homicidio simple se instruye ante el Juzgado Nacional de Instrucción Nro. 5° a cargo del Dr. Manuel de Campos, por la cual se encuentran detenidos los imputados Mauro Martin, líder de la barra de Boca, y su cuñado Gustavo Petrinelli, ambos acusados como coautores del delito.

Maximiliano Levy y el futbolista Pablo Migliore se encuentran detenidos y procesados por la figura de encubrimiento agravado, en este último caso, en la instancia de apelación ante la sala VII de la Cámara del Crimen, por su denegatoria de excarcelación del magistrado interviniente.

Continuar leyendo

Modelos para un programa nacional de seguro contra inundación

En estos días en la Capital Federal y Provincia de Buenos Aires se vive una tragedia sin precedentes, generada por la inundación de diversas áreas densamente pobladas de ambas jurisdicciones, con la consiguiente y desgraciada pérdida de vidas humanas y cuantiosos daños materiales de toda índole.

Situándonos en el escenario de la recomposición de pérdidas sufridas, el primer recurso que nos viene a la mente deviene de los seguros y sus diversas coberturas de automóviles, hogares, comercios, vida, ART, etcétera. Como ya hablamos en una columna anterior, nada cubren las actuales coberturas de hogar y comercio, y en puntuales casos en autos.

Continuar leyendo